Telefónica. El recorte del dividendo es positivo pero no despeja todas las dudas

Los analistas consideran que habría sido mejor rebajar el dividendo más allá del 25%.

Las acciones de Telefónica reaccionaron con subidas en torno al 0,8% a los resultados anuales que presentó la entidad. La compañía batió las expectativas de los analistas en las principales línea del negocio pero anunció un recorte del 25% en el dividendo que calmó al mercado.

Aunque la acción llegó a subir un 5%, perdió fuelle a medida que los inversores iban descontando las cifras del grupo y sus proyecciones. En particular con todo lo referente a la remuneración a los accionistas.

Considerado en el grupo como una cuestión de estado, el dividendo fue el último bastión que terminó por sucumbir a las embestidas de la crisis desatada por el coronavirus. La necesidad de proteger la caja forzó el primer recorte de la remuneración a los accionistas desde 2016.

Avanzar en la reducción de la deuda

La acogida con suaves alzas en bolsa refleja en parte las mejores perspectivas operativas pero también el sesgo más realista del dividendo. Esta es la lectura positiva, pues podría haber sido peor. Algunas casas de análisis clamaban por un recorte del 50%. Además, el grupo mantuvo la fórmula del ‘scrip dividend’.

Moderar el dividendo es fundamental para proteger la caja y mitigar el impacto de la pandemia, mientras avanza la desinversión de activos. De hecho, una de las justificaciones para recortar el dividendo es que todavía "esperan algo de impacto en el primer trimestre" debido al coronavirus, aunque "irá diluyéndose a medida qua avance el año", dice Iván San Félix, analista de Renta 4.

Publicidad
Publicidad

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, defendió que el dividendo es atractivo y recalcó que permite al grupo incrementar la flexibilidad y avanzar en la reducción de la deuda. Los analistas creen que es un paso adelante pero la opinión no es unánime y hay quienes entienden que puede generar dudas.

La reacción de los analistas con el dividendo

  • Como explican en Bloomberg Ingelligence, el recorte del dividendo se produce “a pesar de una baja ratio de payout del 46%, lo que puede afectar a la confianza en la política de remuneración a los accionistas”.
  • En este sentido, los expertos de Berenberg se muestran críticos, pues no solo calculaban que el dividendo se iba a reducir a la mitad (y no en una cuarta parte) sino que pensaban que sería todo en efectivo.
  • A juicio de Iván San Félix,si bien la rebaja del dividendo ofrece más flexibilidad y opciones, “habría sido mejor recortarlo más”.
  • En Bankinter, por el contrario, apuntan que el recorte del dividendo es positivo a medio plazo para el grupo, porque “permitirá destinar la generación de caja a acelerar la reducción de deuda y a la normalización de los niveles de inversión” a fin de no perder competitividad.
  • En la misma línea positiva, Juan Peña, analista de Gaesco Valores, ve bien la rebaja del dividendo teniendo en cuenta que dudaba que se produjera el recorte. A su juicio, ha sido como una solución intermedia. El recorte no es tanto como pedía el mercado pero sí lo suficiente para dar tranquilidad. Además, Peña apunta que el 'scrip dividend' "reduce mucho más la salida de caja". 

El impacto en BBVA y Caixanbak

La rebaja del dividendo tampoco es una noticia alentadora para Caixabank y BBVA, dos de los mayores accionistas de Telefónica. Según calculó Bloomberg, el impacto combinado sobre ambas entidades alcanza los 54 millones de euros.

  • En el caso del banco vasco, que posee el 5,1% de Telefónica o 281 millones de acciones, recibirá un total de 84 millones de euros con el nuevo dividendo, frente a los 113 millones que ingresó el año pasado. Son 28,5 millones de euros menos.
  • Respecto a Caixabank, los 260 millones de acciones que tiene en cartera generarán 78 millones de euros, frente a los 104 millones que cobró el año pasado, es decir, 26 millones de euros menos.
  • El tercer mayor accionista de Telefónica es el fondo Blackrock, con 258 millones de acciones o un 4,68% del capital. En su caso, la rebaja del dividendo supondrá que el fondo estadounidense ingresará 25,8 millones menos. 
En portada
Publicidad
Noticias de