Indra y Acerinox, en el punto de mira de Bankinter

El banco aprecia unos resultados “mejor de lo esperado” en la tecnológica. En Acerinox mantiene su consejo de comprar

Los analistas de Bankinter han subido el precio objetivo a Indra y se lo han bajado a Acerinox, según sendos informes publicados este viernes por el banco español.

En el caso de Indra, Bankinter le ha subido el precio objetivo desde 9,9 euros hasta 11,8 euros, lo que supone un potencial del 10,1 por ciento. La recomendación es de “neutral”.

Bankinter justifica esta revision al alza de la tecnológica en unos resultados “mejor de lo esperado” en ingresos, beneficio por acción y ebit, así como en la mejora de las perspectivas para el conjunto del ejercicio.

Mejora de las previsiones para Indra

En concreto, Indra espera cosechar unos ingresos de 3.300 millones de euros (cien más de lo previsto inicialmente), un ebit de 230 millones (diez más de lo inicialmente pronosticado) y un flujo de caja libre de 140 millones (frente a los 130 previstos en primer lugar).

Además, Bankinter también destaca el hecho de que Indra anunciara la vuelta al pago del dividendo en 2022, al proponer un abono de 0,15 euros por acción (lo que actualmente supone una rentabilidad por dividendo del 1,4 por ciento).

“Valoramos positivamente los mensajes de la compañía de cara a 2021 y la mejora del ‘guidance’. Consideramos que el hecho de tener la cartera de pedidos en nivel record y creciendo un 4 por ciento (apoyada por las entradas este año procedentes del Eurofighter, tras los retrasos vividos en 2020), son buenas noticias para la compañía. También valoramos positivamente los programas de recortes de costes emprendidos por la empresa, que permiten apoyar la mejora de márgenes de cara a los próximos años”, dice el informe de Bankinter.

Publicidad
Publicidad

Bankinter baja el precio a Acerinox pero la deja en ‘comprar’

En el caso de Acerinox, sin embargo, Bankinter ha reducido el precio objetivo de la compañía desde 14,5 euros hasta 14, si bien le mantiene la recomendación de ‘comprar’.

En realidad, el informe de Bankinter sobre Acerinox está plagado de parabienes pero le preocupa el impacto que el incremento del coste de la energía pueda tener en las cuentas de la compañía.

“El único aspecto desfavorable es la evolución de los precios de la energía, que nos conduce a ser más cautos en la revisión de márgenes para 2022”, dice el documento.

Si bien, sigue considerando que los fundamentales de Acerinox siguen siendo “sólidos”.

Los fundamentales de Acerinox son sólidos

“Se mantienen aspectos fundamentales sólidos: uno, inventarios en acero inoxidable por debajo de la media de los últimos años (con nuevos anuncios de subidas de precios); dos, mejora en la demanda de sectores de aleaciones especiales (como Oil&Gas); y tres, un entorno comercial más equilibrado en Europa (en parte por medidas europeas, en parte por medidas en China para fomentar su mercado local)”, dice el documento.

Además, Bankinter también destaca que los resultados del tercer trimestre de Acerinox “superaron ampliamente las expectativas” ante la “fortaleza de la demanda”.

Publicidad

Un ejemplo puede verse en el capítulo de los ingresos, que se elevaron hasta los 1.703 millones de euros. Esta cifra es un 52 por ciento más alta que en el mismo periodo del año anterior y un 39,6 por ciento superior a la del tercer trimestre de 2019.

Asimismo, también destaca la mejora en el margen ebitda de Acerinox (al 17,2 por ciento con respecto al 13,4 por ciento del trimestre anterior).

Por último, Bankinter ve con buenos ojos el incremento de la visibilidad en la cartera de pedidos hasta el primer trimestre de 2022.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de