Grifols, Gotham y la realidad de la información financiera

La debacle bursátil provocada por el informe sobre Grifols del fondo de riesgo Gotham pone en entredicho la credibilidad de las funciones de auditoría y supervisión de las empresas cotizadas

Grifols, empresa catalana del sector sanitario, sufrió una jornada negra el 9 de enero de 2024. Ese día el valor de la acción cayó un 26 por ciento y sus accionistas perdieron cerca de 3.000 millones de euros en bolsa. ¿El motivo?, la publicación del informe de Gotham City Research sobre la empresa.

En su escrito, Gotham ataca la poca claridad del grupo Grifols al contabilizar sus beneficios e informar del nivel de endeudamiento, y señala que el tejido compuesto por la matriz y sus filiales tiene como finalidad engañar a prestamistas e inversores al mostrar unos datos que no son reales.

Publicidad

El analista

Gotham City Research es una firma estadounidense de análisis financiero e inversión de alto riesgo (hedge fund). Fundada en 2012, es conocida a nivel mundial por desentrañar las cuentas de grupos empresariales que presentan luces y sombras en su composición o su generación de resultados.

Pocas veces se equivoca y la mayoría de las empresas objeto de sus informes pierden gran parte de su valor de cotización al cabo de 1 o 2 años. Así, se ha convertido en una especie de oráculo a la hora de destapar casos de mala praxis contable y financiera.

En España se dio a conocer en 2014, cuando publicó un informe sobre Let’s Gowex, una empresa desarrolladora de wifi gratuito para espacios públicos, que la abocó a su desaparición.

Gotham basa su actividad inversora en la diligencia debida, evaluando a las empresas de cara a sus propias inversiones. De hecho, en su web señala:

En la fecha de publicación de nuestros artículos, podemos tener posiciones largas o cortas en acciones de las empresas cubiertas.

En el caso de Grifols, tomó posiciones bajistas (vender para recomprar) para ganar en Bolsa cuando la acción bajase. Este movimiento le habría permitido obtener hasta 20 millones de euros en un solo día. De ahí podemos entender que ha existido un cierto interés por parte del emisor del informe.

¿Diferencias de interpretación?

Una de las posibles razones de las discrepancias identificadas por Gotham en su informe sobre Grifols puede ser las diferencias de interpretación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF). Las NIIF son normas estandarizadas de contabilidad que utilizan las empresas cotizadas para dar información homogénea a los diferentes mercados internacionales.

Publicidad
Publicidad

En su informe, Gotham entiende que Grifols ha utilizado Scranton Enterprises, la sociedad de inversión del grupo y que tiene cerca del 8,4 % de sus acciones, para maquillar su endeudamiento y su capacidad de generar beneficios.

Para ello, según Gotham, ha empleado dos empresas que fueron brevemente de su propiedad pero que luego vendió a Scranton. Gotham entiende que esa operación se hizo para poder ocultar información pues, sin tener ya control directo sobre dichas empresas, Grifols asume como propios sus beneficios.

Por su parte, Grifols sostiene que no ha faltado a la verdad pues el conglomerado de empresas forma una unidad de decisión. Aunque podemos considerar correcto su argumento, puede dar a entender que sus decisiones son poco transparentes para los inversores.

Publicidad

Gotham también considera sospechosos los anticipos que se han realizado a otras empresas del grupo, mientras que la empresa defiende que estos se circunscriben a la realidad de su operativa.

Además, ha quedado tocada la credibilidad de la supervisión a la que están sometidas las empresas cotizadas. Grifols cotiza en el IBEX 35, donde la información financiera es supervisada por la CNMV. Además, su auditor es KPMG, una de las big four de la auditoría y consultoría.

¿Interés o justicia?

De ser cierto el informe, quedaría comprometida la confianza de los inversores en la veracidad de los estados financieros pues se demostraría que el sistema (supervisores, auditores y analistas) no tienen establecidos los controles necesarios para que las empresas cotizadas muestren una información real y veraz de su situación financiera.

Por su parte, la familia Grifols ha anunciado acciones legales para intentar restituir la confianza del mercado en su información financiera, que ahora se encuentra en entredicho.

Publicidad

Sea de una forma u otra, y visto lo acontecido, los participantes en los mercados financieros deben avanzar en la transparencia de sus acciones mientras que los supervisores deben esmerarse en el control de las decisiones empresariales. Los inversores lo agradecerán.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

The Conversation

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de