El IBEX 35 cierra el peor trimestre desde 2020 con una caída del 4,1%

El IBEX 35 paga el miedo a la recesión con su mayor caída trimestral en dos años, aunque logra conservar los 8.000 puntos. Bancos y turísticas se llevan la peor parte

El IBEX 35 cerró con una caída del 1 por ciento, hasta los 8.099 puntos, con lo finiquitó su peor trimestre desde septiembre de 2020. Entre abril y junio, el selectivo perdió el 4 por ciento.

Los inversores comenzaron a vender sin descanso desde primera hora de la mañana, asustados por la subida de la inflación y el miedo a una recesión que cada vez parece más inevitable.

Publicidad
(VIDEO: FINANZAS.COM).

La reunión de banqueros centrales en Sintra (Portugal) que acaba de finalizar dejó claro que la Fed pondrá toda la carne en el asador para frenar la escalada de la inflación.

El problema es que el presidente del banco central estadounidense, Jerome Powell, no tiene claro que la economía estadounidense sea tan fuerte para soportar el ritmo de subidas de tipos que debe aplicar para reconducir la inflación.

La papeleta que tiene Christine Lagarde sobre la mesa es incluso peor. El BCE no solo tendrá que lidiar con una agresiva subida de tipos, sino que además tendrá que vigilar la temida fragmentación, que podría disparar las primas de riesgo en la periferia europea.

Publicidad
Publicidad

Malos datos macro en Wall Street

Por si había pocas dudas de que llueven piedras, el gasto de los consumidores estadounidenses aumentó menos de lo esperado en mayo (0,2 por ciento frente a una previsión del 0,4 por ciento), una señal de que la economía está perdiendo fuelle al tratarse de la primera desaceleración del año.

La cifra cayó muy mal en Wall Street y provocó caídas superiores al 1 por ciento en los principales indicadores del parqué estadounidense. De hecho, el S&P500 se dispone a firmar su peor trimestre desde 1962, con una caída superior al 16 por ciento.

La opinión de que los bancos centrales deben actuar rápido porque calcularon mal la inflación cada vez gana más peso en el mercado.

La confianza de los hogares se encuentra en un mínimo histórico y el mercado laboral, aunque sigue siendo sólido, muestra ya los primeros síntomas de debilidad.

"La estanflación que se ha apoderado de nuestro país en este momento hará que el mercado de valores sea difícil en el medio plazo", dijo Matt Maley, estratega jefe de mercado de Miller Tabak.

Publicidad

Los bancos y el turismo pagan los platos rotos

Dentro del IBEX 35, la peor parte se la llevaron los bancos medianos y el sector turístico, éste último siempre en la palestra cuando suenan tambores de recesión.

Así, Caixabank terminó con una caída superior al 4 por ciento, el mismo porcentaje que se dejaron IAG y Meliá Hoteles, mientras que Banco Sabadell corrigió algo más del 3 por ciento. Con todo, la palma se la llevó Acerinox, el farolillo rojo, con un descenso del 4,7 por ciento.

Por arriba, Grifols se anotó una subida del 6 por ciento tras desmentir en su Investors Day que esté preparando una ampliación de capital. Igualmente, Acciona Energía e Indra acabaron entre los valores más alcistas con unas subida del 2 por ciento.

En los otros mercados, el par euro/dólar finalizó la sesión sin muchas variaciones y marcando un cambio de 1,0458 unidades.

Publicidad

La peor parte se la llevó el bitcoin, que perdía un 4 por ciento y se dejaba atrás el nivel psicológico de los 20.000 dólares. En el trimestre se hunde un 56 por ciento.

En portada
Noticias de