Uno de cada diez europeos será musulmán en el año 2050

El auge de los partidos islamófobos en casi todos los países europeos subraya el creciente miedo popular ante la marea de la inmigración musulmana, generada por las guerras en Oriente Próximo. Sin embargo, los agoreros del futuro del ?modelo social europeo? suelen ocultar un fenómeno local, soterrado y progresivo, mucho más decisivo que el migratorio: la caída de la tasa de fertilidad de las mujeres europeas frente a la elevada tasa de nacimientos entre las mahometanas.

El Pew Research Center señala que la población musulmana no deja de crecer en Europa desde los años 90. Actualmente se sitúa, como media, por encima del 6 por ciento de la población europea, y al ritmo actual alcanzará el 10 por ciento en 2050. Uno de cada diez europeos será musulmán a mediados de siglo.

El estudio no contempla aún el impacto del millón largo de inmigrantes ilegales que han entrado en Europa desde el año pasado, por lo que es previsible que el porcentaje crezca a mayor ritmo. La población musulmana es escasa en el este de Europa, y se concentra de modo particular en Francia (7,5 por ciento de la población) y Alemania (6 por ciento). En España, los residentes musulmanes suponen el 4,2 por ciento, ligeramente por debajo de la proporción en el Reino Unido.

Según Pew, el ritmo creciente de población musulmana obedece al mayor índice de fertilidad de las mujeres mahometanas europeas. La media de hijos por mujer se sitúa en esa comunidad en los 2,2, frente al 1,58 hijos del resto de las mujeres europeas. Dado que la tasa necesaria para el relevo generacional es de 2,1 hijos por mujer, solo las musulmanas aseguran en este momento el futuro de la población europea.

Europa no es un fenómeno aislado en el llamado Occidente cristiano. Con el actual ritmo de crecimiento de la población, los expertos aseguran que a finales de este siglo los musulmanes superarán por primera vez en la historia a los cristianos a escala mundial: 35 por ciento frente al 34 por ciento.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.