Una subasta para dormir como Alfonso XIII o tocar como Sinatra

Vivir ?o dormir? como un rey nunca estuvo tan justificado como en el Ritz, descanso de monarcas, políticos y celebridades. Esta consideración trasciende ahora de los límites del icónico hotel y su mobiliario se vuelve accesible para todos, como una reliquia exclusiva para la sala de estar. Las casas de subasta Ansorena y Piasa venden un total de 4.000 objetos originales, agrupados en 1.500 lotes, que construyeron la historia de este edificio desde 1910. Desde la suite de Alfonso XIII a las primeras cacerolas de sus cocinas; todo está abierto a puja los días 7, 8 y 9 de mayo en la Fundación de Carlos Amberes, en Claudio Coello, 99.

El lujo y distinción que siempre se han asociado al Ritz, sin embargo, no se refleja en los precios de salida de buena parte de los artículos. Si bien hay un tapiz del siglo XVII de François de La Plange a 20.000 euros ?la pieza más cara de la subasta? o el piano en el que se sentó Sinatra desde 6.000, el grueso de los lotes es accesible para prácticamente todos los bolsillos, a 30, 50 o 100 euros. «Hay piezas para coleccionistas de arte, pero también para mitómanos o gente que nos ha llamado contándonos que se casó en el hotel hace años y quiere tener un recuerdo», explica a ABC Luis Pradillo, director de subastas de Ansorena.

El lote de la suite de Alfonso XIII, compuesto por los sofás, la cómoda, la mesa y los apliques, destaca por su connotación histórica, pero dormir como lo hicieron Madonna o Nelson Mandela, entre otros, no está tan lejos. Figuran varios juegos de habitación con cama, dosel y mesilla, tan valorados como el sofá y las fotos del célebre bar Hemingway o un juego de caviar, con los platos en madreperla, que Imelda Marcos regaló al hotel en una de sus múltiples visitas. También jarrones, espejos, cuadros, candelabros, jardineras, los muebles del hall principal, relojes, pantallas de chimenea, cortinas o lámparas de araña.

LOs juegos de habitación que saldrán a subasta
LOs juegos de habitación que saldrán a subasta - JOSÉ RAMÓN LADRA

Accesible para todos

Esta subasta, que secunda a la celebrada recientemente en el Ritz de París, es consecuencia de la reforma del hotel, inmerso en una profunda transformación desde que cerró el pasado 28 de febrero, tras la compra de Mandarin Oriental.

Desde Ansorena insisten en que la subasta está «abierta a todo el mundo» y que participar es más sencillo de lo que parece. En cada uno de los tres días se sacarán a la venta 500 lotes, con posibilidad de pujar tanto de forma presencial como por teléfono y online. Desde hoy y hasta el próximo lunes, además, se expone una pequeña muestra de esta suerte de viaje por la historia de Madrid y de uno de sus vecinos más distinguidos en la sede de la fundación Amberes.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.