Un sargento de días libres evita que un conductor ebrio que atropelló a una niña se fugue

La pericia del sargento del puesto de la Guardia de Corcubión (La Coruña) evitó este fin de semana que el responsable de atropellar a una niña de 10 años que estaba pasando el día con su familia en Ézaro-Dumbría se diese a la fuga. Según la información facilitada por fuentes del Instituto Armado, a las 16.40 de este sábado, a la altura del kilómetro 9.400 de la c-550, un hombre arrolló a la menor.

Por el lugar pasaba, en su día libre y de camino a una playa cercana, el sargento del puesto de la localidad vecina de Corcubión, que detuvo su vehículo «de manera inmediata» al comprobar que el conductor hizo el ademán de huir dejando a la pequeña tirada en la calzada.

Tras impedir que se diese a la fuga, el sargento puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil de Tráfico, que al personarse en el lugar descubrió que el responsable del atropello arrojó, en un primer test, una tasa de alcohol en el aire de 0,52 gramos. La menor, por su parte, tuvo que ser evacuada al hospital, aunque tras los primeros auxilios se confirmó que su estado no reviste gravedad.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.