Un juez investiga la muerte de un detenido en los calabozos del juzgado

Un hombre fue hallado muerto a última hora de la noche del viernes en los calabozos de la sede judicial de Plaza de Castilla. El suicidio se produjo cuando supo que ingresaría en prisión. Ahora, los propios juzgados han abierto una investigación para determinar de qué autoridad es la responsabilidad de la custodia del finado y, por lo tanto, depurar responsabilidades sobre el asunto, precisaron a ABC fuentes del caso.

El suceso se produjo el viernes, 23 de febrero, entre las 22.30 y las 22.45 horas. El hombre había sido detenido (por causas que no han trascendido) y pasado a disposición judicial. El traslado a las dependencias de Plaza de Castilla lo realizó la Unidad de Protección y Seguridad (Uprose) de la Guardia Civil. Sin embargo, fuentes del Instituto Armado indicaron ayer a este periódico que la responsabilidad de estos agentes se limita a conducir el furgón con los arrestados hasta los calabozos. A partir de ese momento, «son funcionarios de prisiones los que los llevan hasta las celdas, y son ellos los responsables de la custodia del detenido».«La Guardia Civil se limita, cuando el juez llama a un preso, a presentarlo hasta allí», añaden las mismas fuentes.

Prisiones se desvincula

Desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias indicaron que el suceso se produjo cuando el suicida estaba esperando a su ingreso en prisión, a su traslado. «Se encontraba en una situación intermedia; es verdad que allí había funcionarios de Instituciones Penitenciarias, que se dedican a la retención y a la custodia, pero esa persona aún no estaba presa y se encontraba en dependencias judiciales, no en la cárcel. No se le habían tomado aún las huellas, ni se le había fichado ni tampoco contaba con el número de identificación. Estaba puesto a disposición judicial», expresaron en Instituciones Penitenciarias.

Sin embargo, fuentes judiciales indicaron que los calabozos de Plaza de Castilla, pese a todo, pertenencen al Ministerio del Interior, a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, por lo que entienden que la custodia, en ese momento, es del funcionario de prisiones. Este último organismo no ha abierto una investigación interna, a la espera de lo que determine el juzgado, que sí que ha iniciado diligencias para esclarecer lo ocurrido.

A la hora mencionada se halló el cuerpo sin vida del arrestado, que habría utilizado una de las prendas que vestía para colgarse. En ese momento, indicaron conocedores del caso, se activó el protocolo y se dio aviso a los servicios de emergencias, que entraron en el calabozo. Apenas pudieron certificar el óbito.

Los hechos ocurrieron en el transcurso del turno de guardia de detenidos de los juzgados.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.