Un hombre mata a tres personas en Bélgica al grito de «Alá es grande»

Un hombre ha matado a dos agentes de policía y a un transeúnte en la ciudad belga de Lieja, durante un tiroteo ocurrido este martes sobre las 10.30 horas (08.30 GMT). El sospechoso, según informa el medio belga «La Libre», ha sido «neutralizado», es decir, abatido, y habría gritado «Allahu akbar» («Alá es grande», palabras a menudo empleadas por los terroristas yihadistas) antes del ataque.

Todo comenzó cuando el hombre disparó contra los policías apostados frente al café des Augustins, ubicado en el corazón de la ciudad. Después de esos primeros tiros, huyó y logró llegar a un instituto cercano, el instituto de Waha, donde tomó como rehén a una mujer de la limpieza. Allí fue abatido gracias a la intervención policial. Los alumnos del centro se encuentran bien, informa «La Libre».

El centro nacional belga de lucha contra el terrorismo ha anunciado que está llevando a cabo una investigación, y que una de las hipótesis que baraja es la de la motivación terrorista del suceso, informa Reuters. Por su parte, el ministro del Interior belga, Jan Jambon, ha lamentado en Twitter lo sucedido: «Nuestros pensamientos están con las víctimas de este acto horrible. Estamos estudiando lo que ha ocurrido exactamente».

Catherine Collignon, portavoz de la Policía, ha explicado a AFP que también hay otros dos heridos. La naturaleza del suceso todavía no ha sido acalarada. Por el momento, la avenida en la que se ha producido el tiroteo se ha cerrado al tráfico y el alcalde de Lieja, Willy Demeyer, se ha desplazado al lugar de los hechos y puesto en contacto con el jefe de los cuerpos de seguridad.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.