Un futuro sin destruir el presente

El mercado de la automoción nacional durante el año pasado nos ha dejado un sabor de boca agridulce. Si bien en el primer semestre las matriculaciones fueron mejor de lo esperado, el segundo semestre nos ha puesto ante una situación ciertamente preocupante y que nos recuerda a momentos del pasado que querríamos haber olvidado.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.