Un cura impide a una de las madres de un bebé participar de un bautizo

Un bautizo rodeado de polémica fue el que se vivió el pasado domingo en la iglesia de Santa Rita, en Telde (Gran Canaria), cuando el celebrante impidió a una de las madres del bebé acercarse a la pila, como es tradicional durante la ceremonia.

Sucede que el niño era hijo de una pareja de lesbianas, que son creyentes y en consecuencia tomaron la decisión de bautizar en la fe cristiana a su hijo de 15 meses, según publica el rotativo grancanario «Canarias 7» este jueves.

El párroco del templo ubicado en Ojos de Garza, José Ramírez, justificó la prohibición a una de las madres a acercarse en el momento del bautismo en que «solo puede subir la madre biológica» y que la Iglesia no reconoce este tipo de uniones porque son antinatura.

«Yo he bautizado a un montón de hijos de gais y lesbianas y nunca ha pasado nada, el problema es que ellos se conocen muy bien sus derechos, pero poco los de los demás», añadió al mismo rotativo.

La madre desplazada durante la ceremonia no lo ve así: «Soy creyente, pero no creo en la Iglesia que representan personas como este señor».

La ceremonia se completó sin inconvenientes, aunque tras el momento de bañar el cura en agua bendita la cabeza del niño, Yurena, la pareja de la madre biológica, se plantó en el pasillo de la iglesia para denunciar en voz alta a los asistentes que le habían impedido acercarse a la pila bautismal.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.