Silva se corta con la espada al entrar a matar al primer novillo en Las Ventas

El primer capítulo de la novillada que ha abierto la miniferia de la Comunidad de Madrid ha comenzado accidentado. El novillero Miguel Ángel Silva (Zafra, 1994) ha sufrido un profundo corte en la mano al entrar a matar al novillo que estrenaba plaza, de la ganadería de Conde de Mayalde, de procedencia Domecq.

Ha ocurrido en el primer encuentro, cuando la mano se ha deslizado por la hoja de la espada. Con ostensible gesto de dolor, la sangre brotando y dificultades por la herida, el joven ha intentado pasaportar al astado, Escultor de nombre, número 40, castaño, salpicado y bragado, de 479 kilos. Silva oyó dos avisos tras tres pinchazos y estocada baja.

El torero extremeño -que dio una vuelta al ruedo en su debut venteño y cortó una oreja en Sevilla- ha pasado a la enfermería, donde ha sido operado de una herida en región dorsal de primer deddo de mano derecha con sección completa de tendón extensor y otra herida incisa en segundo dedo, de pronóstico menos grave».

El festejo ha quedado en un mano a mano entre Clemente y el debutante Álvaro García.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.