Sergio Pascual intentó que el Congreso le pagara un viaje para un acto de Podemos

Nuevo renuncio de Podemos. Una vez más, el discurso que predica la formación no es el que se aplica en primera persona. El todavía presidente de la Comisión de Fomento, Sergio Pascual, ha intentado que el Congreso de los Diputados le sufragara un viaje a Bruselas incluyendo todos los «gastos a que diera lugar» para participar en un acto organizado por Podemos en el Parlamento Europeo, según ha podido saber ABC de fuentes parlamentarias.

En su escrito, Pascual explica que ha recibido una invitación de la eurodiputada de Podemos Tania González para participar en una mesa redonda sobre el futuro del ferrocarril en España. Esa invitación es personal, no institucional al Congreso de los Diputados. El también sindicalista solicitaba viajar a Bruselas el día 4 de mayo para regresar al día siguiente. El acto de Podemos dura dos días, comenzando el día 3 de mayo.

La Mesa del Congreso ha rechazado la petición de plano no solo porque se trata de una viaje de partido ?sería un desplazamiento institucional si el acto estuviera organizado por el Parlamento Europeo, no por uno de sus grupos? sino porque además el acto se celebra los días 4 y 5 de mayo, cuando Pascual ya habrá perdido su condición de diputado. Las Cortes se disuelven el próximo día 3 de mayo y Podemos no le ha propuesto como miembro de la Diputación Permanente. De hecho, la vinculación de Pascual con la organización morada se circunscribe al acta de diputado que no ha querido abandonar y a su presencia, por el momento, en el Consejo Ciudadano. El secretario general del partido, Pablo Iglesias, le cesó de manera fulminante a mediados del mes de marzo acusándole de una «gestión deficiente cuyas consecuencias podrían haber dañado gravemente al partido», originando la primera gran brecha interna del partido ya que Pascual es un hombre de la máxima confianza del número dos de Podemos, Íñigo Errejón.

Hay una tercera idea que chirría en la petición de Pascual al Congreso: la solicitud de que la Cámara corra con todos «los gastos a que diera lugar» el viaje. Para el ejercicio de la actividad internacional de los diputados, el Congreso corre con los gastos de desplazamiento y pernoctación e ingresa a sus señorías una dieta de 150 euros diarios pero, en ningún caso, les otorga un cheque en blanco. No especifica en su escrito su renuncia a esta dieta complementaria por lo que se desconoce si, además, de que el Parlamento corriera con todos los gastos, quería solicitar también esta compensación.

Ciudadanos, con asistentes

Pese a la cruzada de la formación morada contra los supuestos privilegios de los políticos tradicionales, el hombre de confianza de Errejón pretendía así viajar con más ventajas que ellos y usando los recursos públicos para un interés personal de partido. Todo lo contrario de lo que predica.

Pascual, no obstante, no es el único miembro de la nueva política que ha elevado peticiones polémicas a la Mesa del Congreso en esta legislatura. El número cuatro de Ciudadanos por Madrid y secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez, solicitó al máximo órgano del Parlamento que le acompañara a los viajes parlamentarios «que considere necesario» uno de los asesores técnicos del grupo, David Marinas, según confirmó a ABC el propio Gutiérrez. La Mesa rechazó también de plano está petición ya que se presupone que los diputados tienen el conocimiento necesario para desenvolverse en los actos internacionales a los que acuden, por lo que nunca se autoriza el desplazamiento de asistentes. Como máximo, y en función del viaje, se permite la asistencia de un letrado de las Cortes.

El número cuatro de Ciudadanos elevó esta petición en el contexto del seminario de la OTAN celebrado en Rabat (Marruecos) del 20 al 22 de abril en el que participó como miembro de la representación española. Justificó su petición en que su asistente es «experto en seguridad y defensa» y «buen conocedor de la problemática del Sahel, Mediterráneo y Oriente Medio».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.