Secretos oficiales y temas reservados, hacia la desclasificación automática

Ciudadanos ha decidido desbloquear la reforma de la Ley de Secretos Oficiales al dar por finalizadas sus enmiendas y no pedir la ampliación del plazo de prórroga, como venía haciendo ahora junto al PP desde hace más de un año.

Para mantener varada una reforma en este trámite, es necesario que el PP sume fuerzas con otro de los grandes partidos de la oposición. Sin la colaboración de Ciudadanos se queda sin opciones ya que tanto el PSOE como Podemos son partidarios de que la tramitación siga adelante. En total, 41 han sido las ampliaciones de plazo solicitadas desde que el 14 de febrero del año pasado se inició esta fase de la tramitación.

La Mesa del Congreso ha cerrado así esta mañana el trámite de enmiendas y el texto será objeto ahora del informe de la ponencia. La reforma de la Ley de Secretos Oficiales persigue que las materias secretas se desclasifiquen automáticamente en un plazo de 25 años, ampliables otros diez en el caso de las clasificadas como reservadas, residenciando la competencia únicamente en el Gobierno.

Con este nuevo desbloqueo la formación naranja se distancia aún más del PP. Es un gesto que sigue, además, al desbloqueo masivo que este partido realizó hace aproximadamente un mes sobre la tramitación de algunas de las leyes estrella aprobadas por Mariano Rajoy en la legislatura pasada como la Ley de Seguridad Ciudadana o la Ley de Justicia Universal.

De hecho, en el PP existe gran preocupación porque Ciudadanos siga por este camino durante las próximas semanas. Este cambio de paso, no obstante, no le está granjeando simpatías a Ciudadanos entre el resto de las bancadas.

El PNV, principal beneficiario en este caso, apunta a la guerra política del PP como única motivación de la formación naranja para desbloquear esta reforma y como él, el PSOE y Podemos. «Pueden dar la excusa que quieran pero nadie se puede creer que tarden más de un año en redactar enmiendas a una ley, cuando casi en el mismo tiempo han presentado casi veinte leyes. Que vayan a tomar el pelo a otra parte», subrayan fuentes parlamentarias.

La formación naranja insiste: «nosotros no bloqueamos nada, pedimos prórrogas mientras dura el trabajo y cuando lo acabamos, dejamos de pedirlas», subrayan. En las últimas semanas tanto el PSOE como Podemos venían atacando a la formación naranja de paralizar junto al PP la actividad legislativa de la Cámara, al apoyar los vetos presupuestarios del Gobierno en la Mesa del Congreso y bloquear el avance de las proposiciones con la táctica de la prórroga de enmiendas. Con este movimiento, la formación naranja logra un doble objetivo: rebaja la presión que puede realizarle el resto de la oposición e insiste en el mensaje de que ya no es aliado de los populares.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.