Rajoy acude a Bruselas para participar en la cumbre que negociará el Brexit

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viaja este sábado a Bruselas para participar en la cumbre de la UE que fijará las directrices de negociación del Brexit confiado en una posición unitaria de los Veintisiete.

Los jefes de Estado o de Gobierno de la UE, excepto el Reino Unido, han sido convocados en la capital belga por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, para decidir las líneas de actuación por las que se ha de regir el negociador de la UE, Michel Barnier.

Rajoy ha venido exponiendo la posición española ante el diálogo con el Reino Unido para hacer efectivo el Brexit y que tiene como base la unidad ante esa negociación por parte de los veintisiete países que seguirán formando parte de la Europa comunitaria y el apoyo cerrado a Barnier.

Además, ha defendido que primero se tiene que negociar la retirada del Reino Unido y después se hable de la relación futura entre este país y la UE, un principio del que están haciendo también bandera otros líderes europeos como la canciller alemana, Angela Merkel.

El jefe del Gobierno ha abogado igualmente por un acuerdo que preserve los derechos de las personas, y, en concreto, tanto de los españoles que residen en el Reino Unido como de los británicos que viven en España. Para Rajoy, se trata de lograr al final de la negociación el mejor acuerdo para ambas partes aunque asumiendo que tanto la UE como el Reino Unido van a perder con la salida de este socio europeo.

Líneas de actuación contrastadas

Son líneas de actuación que Rajoy ya ha contrastado con otros jefes de Estado y de Gobierno de la UE, como ocurrió en la cumbre de países del sur de Europa que se celebró este mes en Madrid o en la que los Veintisiete protagonizaron en Roma para conmemorar el 60 aniversario de la firma de los tratados que dieron origen a la Unión Europea.

El Gobierno también ha mostrado ya su satisfacción por el hecho de que, ante la negociación, el Consejo Europeo haya explicitado que, una vez que se haga efectivo el Brexit, ningún acuerdo entre la UE y el Reino Unido podrá aplicarse en Gibraltar si no lo hay entre el Ejecutivo español y el británico.

Esto supone que España tenga capacidad de veto en el proceso negociador sobre todo lo que pueda afectar a Gibraltar.

La reunión de este sábado será la primera de los líderes europeos después de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. A la espera del resultado definitivo en la segunda vuelta de esos comicios, el 7 de mayo, el Gobierno da gran trascendencia al resultado obtenido por el candidato socioliberal Emmanuel Macron.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.