¿Qué tendrá más tirón, Alonso o la Fórmula 1?

Se retira Fernando Alonso de la Fórmula 1 hasta nueva orden de un McLaren en condiciones y surge de inmediato la incertidumbre. ¿Cómo será la F1 en España sin él? Se recicla el asturiano en un certamen sin gran tradición en nuestro país, el Mundial de Resistencia (WEC), nuevo territorio que pretende descifrar ahora que está más cerca del adiós definitivo a todo. ¿Cuál será el gusto de la gente? ¿La Fórmula 1 con sus personajes y escenarios familiares o el WEC sin ningún arraigo ni lugares comunes pero con Alonso? ¿El deporte o el deportista?

«Yo no tengo ninguna duda. Estoy convencido de que el público seguirá la Fórmula 1 y no la Resistencia». Quien habla es un experto en la materia. El piloto castellonense Roberto Merhi ha competido en las dos categorías. En 2015, la Fórmula 1 con Manor, y en 2016, el WEC con el mismo equipo inglés. Conoce el terreno. «El WEC es un muy buen campeonato, pero está a años luz de la Fórmula 1. En inversión, en nivel de los pilotos, en patrocinadores, en derechos de televisión... El WEC es una gran competición, pero no tiene emoción porque Toyota es infinitamente superior al resto».

En Toyota corre y gana Alonso. Tres victorias en tres citas, frenadas por una sospechosa descalificación en la última prueba, las 6 Horas de Silverstone, por una irregularidad técnica en el fondo plano de un coche que había pasado todos los exámenes previos. La abrumadora hegemonía de Toyota enlaza con la huida de Porsche y antes, de Audi. Eran las marcas oficiales que aportaban el sello de calidad de las fábricas. Toyota se ha quedado sola en este baile.

La triple corona

Alonso disputa este año dos campeonatos y en 2019, solo uno (el WEC), por su pretensión de alcanzar la gloria eterna. La triple corona, las tres principales carreras de las tres grandes modalidades del automovilismo ( Mónaco en la F1, las 24 Horas de Le Mans en WEC y las 500 Millas de Indianápolis en la Fórmula Indy), que solo el británico Graham Hill ha conquistado. Para concursar y vencer en las 24 Horas de Le Mans, firmó un contrato de año y medio con Toyota (lo que dura el WEC) que lo obliga a disputar todo el mundial.

Resucitada la categoría del olvido y agrupadas en 2012 las principales pruebas de resistencia por los organizadores de Le Mans, el francés Automobile Club de l?Ouest, su reputación ha crecido por el desembarco de expilotos de Fórmula 1 (Webber, Buemi, Nakajima, Vergne, Kobayashi, Maldonado, Petrov...). También se debe su auge a su esquema lógico de competición, dividido según las categorías y potencial de los coches (LPM1, LPM2, GT). Pero ni de lejos parece en condiciones de igualar el prestigio mundial de la Fórmula 1.

«La diferencia es muy grande en todos los apartados ?contesta Roberto Merhi a ABC?. Solo la estructura de Toyota se puede comparar a las de F1. Y yo creo que Toyota sería una escudería de nivel medio/bajo en la Fórmula 1».

Según el deportista de Benicasim, solo los pilotos oficiales de Toyota cobran un sueldo por su trabajo como empleados a tiempo parcial. El resto de los pilotos que ocupan la parrilla del WEC tienen que poner dinero, a través de sus patrocinadores, para subirse a un bólido de resistencia. «El precio oscila entre el medio millón y el millón de euros. Yo creo que los pilotos no cobran ni la mitad que los de F1», cuenta Roberto Merhi, que este año disputa la Fórmula 2, la segunda categoría de los monoplazas.

Al margen las 24 Horas de Le Mans, carrera épica de enorme tradición en el motor donde se citan más de 300.000 espectadores entre el sábado y el domingo, el resto de las pruebas cuentan con un público fiel. «A la gente le gustan las carreras del WEC porque hay muchos adelantamientos ?dice Merhi?. Pero vamos, no creo que una carrera de seis horas sin mucha emoción por el resultado se imponga a la Fórmula 1 en 2019. Creo que el público seguirá viendo Fórmula 1».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.