«Presentaremos en abril un plan a Bruselas para corregir el déficit de las autonomías»

Luis de Guindos preveía estar ya fuera de la política. No se presentó en las listas del PP y tampoco esperaba volver a repetir como ministro, pero la legislatura se está alargando más de lo previsto y es uno de los rostros del Gobierno que más hemos visto desde las elecciones del pasado 20 de diciembre. Quizás porque la economía y los compromisos europeos no entienden de gobiernos en funciones.

¿Cómo está soportando la economía la incertidumbre política? ¿Se empieza a notar cierto parón?

Hay una ligera desaceleración en el primer trimestre, pero no tanto por la incertidumbre política sino por el contexto internacional. Hay desaceleración en las economías emergentes que se está extendiendo a los países desarrollados y se empieza a generar la sensación de que el margen de la política monetaria cada vez es más estrecho. En España lo que vemos es un crecimiento del entorno del 0,7% en el primer trimestre del año que en términos interanuales es del 3,4%, más del doble de lo que crece la zona euro.

¿Y la inversión internacional? Hay informes que apuntan que hay mucho dinero a la espera de que se resuelva esta incertidumbre.

Si hay un gobierno estable que aplique una adecuada política económica España podría crecer incluso más que el año pasado, y los inversores lo saben.

¿Cuánto tiempo puede funcionar la economía con el piloto automático, sin aplicar reformas?

Este año está salvado a pesar de la incertidumbre. España puede crecer cerca del 3%. Tendría que haber una debacle para que no fuera así. Otra cuestión es que el perfil sea negativo.

¿Hay preocupación en Europa por la situación política en España?

Hay interés por saber lo que va a pasar. Te preguntan sobre las posibilidades de gobierno y los plazos. Pero también le preguntan a mi colega irlandés, donde están en una situación parecida a la nuestra, o al eslovaco. Pero saben que España es una de las economías que mejor se está comportando, con mucha diferencia.

¿Temen un cambio de gobierno?

Un cambio de ejecutivo no, pero hay prevención ante un posible gobierno en el que Podemos estuviera involucrado.

¿Y qué les dice cuando le preguntan? ¿ Cuál cree que es el escenario político futuro más probable en España?

El más positivo para España y el que espero que acabe imponiéndose es la gran coalición que puede tener diferentes formatos. Ese sería muy bien visto en Europa.

¿Y cuáles son esos formatos de coalición? ¿Un Gobierno presidido por el PP o uno presidido por el PSOE?

No. Estoy hablando siempre de una gran coalición presidida por Rajoy. En Europa, que tiene mucha más tradición en las coaliciones de gobierno que nosotros, siempre es quien gana las elecciones quien lidera la coalición y no se cuestiona a los líderes. Son dos principios fundamentales y aquí queremos saltarnos los dos.

¿Y en qué consisten entonces los formatos de una gran coalición?

En que los otros partidos entren en el Gobierno, o en que se pacte una agenda bien definida. Y nos olvidamos que Rajoy hizo esa propuesta nada más ganar las elecciones. Planteó un gobierno al PSOE y C?s entrar en un gobierno y acordar las reformas que podrían aplicarse e incluso la duración de la legislatura.

¿Y las otras alternativas?

La segunda, un pacto PSOE-Podemos, con apoyo o abstención de los nacionalistas tendría un impacto muy negativo porque no es solo el día de la investidura, después hay que gobernar. Y la repetición de elecciones no es el escenario ideal porque se extiende la incertidumbre, pero eso sería la última opción.

¿No cree que los nuevos casos de corrupción que salpican al PP y la actitud que algunos consideran tibia del partido y de su presidente les restarán votos en las elecciones?

Ninguna actitud tibia, todo lo contrario. Hemos presentado medidas en el Congreso que creo son eficaces. Muchos casos vienen de atrás, pero se conocen ahora. Y son repugnantes, vengan de donde vengan. Creo que hay que tener tolerancia cero. Por nuestra parte, el Frob ha enviado a la Fiscalía 47 expedientes por irregularidades de las antiguas cajas intervenidas o con ayudas públicas.

También podría el PP abstenerse ante el pacto de Ciudadanos y PSOE para evitar que Podemos entre en el Gobierno y salvar la economía.

Eso sería un fraude a los más de 7,3 millones de votantes del PP que es el partido que ha ganado las elecciones.

¿Se lo han pedido los grandes empresarios?

A mí no me ha dicho nada ningún empresario porque saben que no soy receptivo a ese tipo de mensajes.

¿Qué opina de la agenda económica pactada entre PSOE y C?s?

El debate político económico que hay actualmente en España tiene muy poca conexión con lo que nos piden desde Bruselas. La mayoría de las propuestas, incluidas muchas de las que aparecen en el acuerdo de intenciones entre PSOE y Ciudadanos, no son compatibles con nuestros compromisos con Europa.

¿Por ejemplo?

Lo que plantean con la reforma laboral, unidad de mercado, que el ICO fuera un banco público, incrementos de gasto público en el entorno entre 15.000 y 20.000 millones de euros... Está muy bien decir que vas a incrementar el gasto en esta proporción y que a la vez vas a cumplir con el objetivo de déficit público, pero no dicen cómo? No creo que nadie en su sano juicio quiera incumplir las reglas de la zona euro pero muchas de estas medidas van por ese camino. Nos hemos olvidado de lo que le pasó a Grecia hace solo seis meses.

Pues Sánchez le ha pedido ayuda a Tsipras para que convenza a Podemos de que le apoye.

Es una petición un tanto exótica y muy ilustrativa del momento que vivimos.

Haya o no nuevo gobierno la Comisión Europea insiste en que España tiene que presentar en abril su plan de reformas y los ajustes para cumplir el déficit. ¿Van a hacerlo?

La Comisión Europea nos ha pedido que apliquemos la Ley de Estabilidad para encauzar el déficit de las comunidades autónomas, cuya desviación, que va a ser muy significativa, es el principal riesgo para el proceso de consolidación fiscal. En el Programa de Estabilidad que tenemos que remitir a Bruselas antes de finales de abril, el Gobierno incluirá un conjunto de actuaciones para corregir dicha desviación.

¿Qué tipo de medidas aplicarán?

Las que prevé la ley de Estabilidad.

¿Incluida la supresión de la autonomía de alguna comunidad?

No. Bruselas lo que nos pide es aplicar la fase preventiva y la correctiva, no la coercitiva, que sería suspender la autonomía.

¿Está negociando el Gobierno que se dé un año más de plazo para llevar el déficit por debajo del 3%?

En el pasado hemos negociado dos prórrogas, y ahora lo importante es que resulte creíble nuestro plan para reconducir el déficit autonómico.

¿Irá al Congreso si se lo piden? ¿No se equivoca el Gobierno evitando el control parlamentario?

Hay una posición común del Gobierno. Si hay asuntos excepcionales, como es el Programa de Estabilidad, que debe incluir nuestras actuaciones para cumplir la recomendación autónoma que nos ha remitido Bruselas, estoy abierto a explicarlo.

¿Qué reformas debería estar aplicando ahora el Gobierno si no estuviera en funciones?

Completar la reforma laboral y las políticas activas de empleo; poner en marcha la ley de servicios profesionales; completar la separación definitiva de fuentes de financiación de la Seguridad Social, entre otras muchas.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.