Planes de menor riesgo con mayor rentabilidad

Una planificación financiera basada en un índice de referencia, por el contrario, se diseña para superar la evolución de ese índice.

Una encuesta de Natixis Global Asset Management, realizada a 300 asesores financieros en Estados Unidos, mostraba cómo el 78 por ciento decía animar a sus clientes a definir objetivos específicos para sus inversiones, en lugar de tomar como referencia la evolución de un índice. Mostraba también, cómo un 84 por ciento de asesores se sentían satisfechos si sus clientes alcanzaban sus objetivos anuales, incluso si la cartera no conseguía superar al mercado.

Una planificación financiera basada en un índice de referencia, por el contrario, se diseña para superar la evolución de ese índice. Según este método, una cartera que haya generado un retorno de 20 por ciento durante 2013, habría obtenido un resultado inferior al del S&P 500 de casi un 30 por ciento durante ese año o del 21 por ciento del índice IBEX.

John Teil, director ejecutivo de Merrill Lynch Wealth Management, decía a principios de este año que había un movimiento entre los brokers hacia una simplificación en la inversión, cambiando el énfasis de los miles de asesores de la compañía hacia una gestión patrimonial por objetivos.

Con estas consideraciones como telón de fondo, a la hora de seleccionar un plan de pensiones en que invertir, tal vez sería conveniente hacer una selección de los que han conseguido obtener una mayor rentabilidad en el largo plazo, digamos diez años, con un nivel de riesgo bajo/medio. Aunque el comportamiento pasado no garantice comportamientos futuros, una historia tan dilatada sí podría darnos una idea más aproximada de los resultados que pudieran conseguir en adelante.

No es sorprendente que la mayoría de planes que cumplen con las condiciones mencionadas se inscriban en categorías de planes mixtos. El más destacado es DELEG de VidaCaixa, que suma un 64,57 por ciento de revalorización a diez años, según VDOS. De la categoría Mixto Conservador Euro, obtiene en el último año una rentabilidad de 9,90 por ciento, con un dato de volatilidad de 1,97 por ciento, invirtiendo en renta fija y renta variable de la zona euro. Entre sus mayores ponderaciones incluye emisiones del ESFS (Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera), diferentes emisiones de Deuda del Tesoro Español, del Gobierno de Francia, de la República de Alemania y de la República de Austria.

De la categoría Mixto Moderado Euro, BARCLAYS CORPORACION 2 obtiene a diez años un 61,65 por ciento de rentabilidad, según VDOS. Su inversión de distribuye entre renta fija y renta variable con un objetivo establecido de 50 por ciento en cada caso. Su revalorización a un año es de 12,24 por ciento, con un coste por volatilidad de 3,21 por ciento, algo más elevado que el anterior, consecuentemente con un porcentaje más elevado de renta variable en su cartera.

Otro plan de VidaCaixa, GAMMA de la categoría Mixto Conservador Euro, supera también la cuota de 50 por ciento en su rentabilidad a diez años, con un 53,26 por ciento, según VDOS. A un año, se revaloriza un 6,02 y registra una volatilidad de 2,40 por ciento. Sus mayores posiciones corresponden a emisiones del Tesoro Español, al fondo cotizado Amundi ETF EURO STOXX 50 C y a los fondos de Blackrock, Pioneer y Alken, BGF Euro Markets I2 EUR Acc, Pioneer Funds Euroland Equity I EUR ND y Alken European Opportunities R.

La característica más valiosa de los planes destacados es su reducido nivel de volatilidad, a pesar del porcentaje de su cartera que incluye valores de renta variable.

Publicidad
Publicidad
En portada

Noticias de