Pintadas contra el juez Llarena en los accesos a la Escuela Judicial

Aparecen nuevas pintadas con insultos y lazos amarillos contra el juez del Tribunal Supremo Pabo Llarena, que investiga a la cúpula independentista por el «procès». En esta ocasión el lugar elegido para presionar al Poder Judicial ha sido la carretera de acceso a la Escuela Judicial, en Barcelona, centro del que su esposa es directora.

La alerta la ha dado hoy en su cuenta de Twitter la sección territorial de Cataluña de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM): «Los amantes del color amarillo siguen señalando jueces y ensuciando el dominio público ante la pasividad del Ayuntamiento de Ada Colau», lamentaban.

En la sinuosa carretera secundaria por las faldas de Collserola se podía ver escrito en medio de la vía las palabras «Llarena», «prevaricador» y varios lazos amarillos.

No es la primera vez que desde ciertos ámbitos independentistas se acosa al juez y a su mujer. Una vecina de Reus (Tarragona), supuestamente,les amenazó por redes sociales: «Han de saber que no podrán ir por la calle a partir de ahora». Indicaba, además, el lugar de residencia del matrimonio en Cataluña.

La asociación juvenil Arran, próxima a la CUP, también los tiene en su punto de mira. Hicieron hace semanas una pintada cerca de la casa que el magistrado tiene en el municipio de Das (Gerona). Le llamaban «fascista», le decían que «los Países Catalanes» serían «su infierno» y reclamaban la libertad de los «presos políticos».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.