Persecuciones y rescates: operaciones de altos vuelos de la Guardia Civil

Casi una hora de persecución por aire a un helicóptero de una red de narcotráfico. Es una de las operativas más peligrosas a las que se ha enfrentado Gregorio Rus, piloto del Servicio Aéreo de la Guardia Civil. Explica que la persecución se inició en Málaga y terminó en la provincia de Huelva. Finalmente, lograron detenerlo, pero a muy baja altura, a unos 100 pies del suelo.

Rus recibe a ABC en la base aérea de la Guardia Civil en Torrejón de Ardoz (Madrid) y muestra, tal y como se refleja en el vídeo que encabeza esta página, las instalaciones del órgano central de la Benemérita, que alberga la unidad de vuelo de la zona centro. El mantenimiento diario es exhaustivo; siempre hay una tripulación de guardia ?dos pilotos y un mecánico- con un helicóptero operativo para cualquier emergencia que pueda surgir. El mecánico, nada más llegar cada mañana, hace una inspección visual a los helicópteros y los pilotos siempre tienen preparado su material; de esta manera, el dispositivo estaría listo para el vuelo a los cinco minutos de recibir el aviso.

La lucha contra el narcotráfico es uno de las principales líneas de acción de este servicio de la Guardia Civil, ya que, «en los últimos tiempos, el delincuente se ha especializado en trabajar de noche y con aeronaves», de modo que la Guardia Civil se ha tenido que adaptar y especializar para poder capturarlos. Aunque este tipo de operaciones son unas de las más llamativas, no son tan habituales como los rescates de montaña, que también entrañan un riesgo importante cuando tienen lugar en un clima adverso, ya que, si nieva y se hielan las palas de la hélice, el piloto podría perder el control del helicóptero.

Pese a las dificultades, Rus explica que trabajar en el Servicio Aéreo es muy gratificante porque, además del gusto por volar, logran «salvar vidas».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.