Otegui, ante las críticas: «Ni pijo ni neoabertzale, soy independentista»

El candidato a lendakari por EH Bildu, Arnaldo Otegui, ha respondido este viernes a las acusaciones de Askatasunaren Bidea, que ha calificado a los actuales dirigentes de la izquierda abertzale de «neoabertzales pijos», y ha asegurado que no es «ni pijo ni neoabertzale», sino «un vasco independentista, socialista y marxista», al tiempo que se ha mostrado convencido de que, «con el tiempo», sectores que se encuentran «en la órbita» de los críticos con Sortu, «volverán a la izquierda abertzale», y ha advertido al colectivo de que «la unidad es mejor que la división».

En una entrevista a Radio Euskadi, Otegui se ha referido a las acusaciones de Askatasunaren Bidea, que ha calificado a los actuales dirigentes de la izquierda abertzale de «neoabertzales pijos». Otegui, ha rechazado las «lindezas» de los críticos y, tras asegurar que no se considera «pijo», ha advertido de que ha sido «abertzale durante muchos años».

El candidato a lendakari ha apelado a Askatasunaren Bidea a «construir las cosas desde la unidad» y no «desde la división». «Plantear la división en estos términos, me parece muy poco eficaz», ha añadido. En su opinión, «poner apelativos a la gente puede ser un ejercicio que se puede hacer en los bares del país o en las cenas en sociedades», pero en el debate político «lo que se necesitan son propuestas». «Seguro que, desde la unidad, se defiende mejor el proyecto independentista», ha manifestado.

Para Otegui, las «maniobras que tratan de dividir» no tienen «mucho sentido». «No me considero ni pijo ni neoabertzale, soy un independentista vasco, socialista y me declaro marxista, pese a que digan que soy socialdemócrata», ha defendido.

Por otra parte, se ha mostrado «convencido» de que «la unidad es mejor que la división» y que, «con el tiempo, sectores que hoy que, aunque sean muy minoritarios, puedan estar en esa órbita, volverán a la izquierda abertzale».

Responsables del sufrimiento

En otro momento de la entrevista, Otegui ha admitido que la izquierda abertzale ha sido «responsable del sufrimiento que se ha causado en este país». «Hemos tenido nuestras cuota de responsabilidad, sin duda, pero hemos contribuido a que desaparezca, sin duda», ha añadido.

El aspirante de EH Bildu ha mostrado su convencimiento de que, «si la izquierda abertzale no hubiera tomado la decisión» de apostar por vías pacíficas y democráticas, «la lucha armada de ETA seguiría, por mucho que algunos en el relato quieren decir que eso se debe a la Policía y la Guardia Civil».

«Yo no busco el aplauso por el ejercicio que hemos hecho, ni el reconocimiento ni que nos pongan plazas, pero trato de decir que a la izquierda abertzale se le tendrá reconocer, al menos, que se podrá tener de ella la convicción y la definición que uno quiera sobre el pasado, pero que ha sido capaz de alterar su estrategia y poner en marcha una estrategia que ha contribuido, entre otras cosas, a que la lucha armada de ETA desaparezca en la actuación política vasca», ha subrayado.

Tras señalar que hay «un cierto interés en anclar a la izquierda abertzale en el pasado», ha recordado que, «hoy, desde hace cinco, seis y siete años, y probablemente, algunos mucho antes», consideran «que solo desde posiciones democráticas y pacíficas se puede construir una alternativa mejor para este país». «Y eso es lo que defendemos», ha asegurado.

Arnaldo Otegui ha subrayado que «aquí todo el mundo tiene pasado» y ha señalado que «aquí en el pasado ha habido violencias múltiples». «El Gobierno vasco acaba de hacer un informe en el que habla de miles de torturados en el país, aquí hubo guerra sucia, aquí han matado las FSE, y aquí han matado los servicios de inteligencia», ha manifestado. Por ello, ha dicho que los vascos se pueden pasar «décadas hablando del pasado, años poniendo encima de la mesa la lista de reproches o algo más productivo, reconocer que todos» han cometido errores, y ponerse a «trabajar en el futuro».

«La izquierda abertzale decide dar un paso, cambiar la estrategia, y ahora la exigencia es otra, que ETA se desarme, y cuando ETA se desarme, será que se tiene que disolver, y cuando ETA se disuelva, ¿será qué?», ha preguntado. Arnaldo Otegui ha pedido que se aborde «un futuro mejor, cuando ya no existe lucha armada por parte de ETA». Además, ha querido poner sobre la mesa «el sufrimiento» de los presos y sus familiares.

Preguntado sobre si la izquierda abertzale «tenía capacidad de influencia sobre ETA» si realmente consideran que han logrado que la banda deje la actividad armada, ha destacado que «sobre eso se puede escribir un relato jurídico, uno penal y uno político».

«Evidentemente, cuando la izquierda abertzale decide, a través de un proceso de debate que no fue fácil ni exento de tensiones, que se tiene que abrir paso a una estrategia en la que la actuación armada tiene que desaparecer de este país, es evidente que, si ésa es la decisión que adopta la izquierda abertzale, ETA no ha sido una organización que haya estado exenta de un apoyo político de este país», ha manifestado.

La gente, el único juez

Por otro lado, el candidato a lendakari por EH Bildu ha afirmado que es «una gran responsabilidad, un gran reto y una alegría» ser aspirante a la Presidencia del Gobierno vasco y ha asegurado que «la gente es el único juez que decide» en las próximas elecciones autonómicas. Además, se ha mostrado dispuesto a hablar con PNV y Podemos de un programa de Gobierno para el País Vasco que se base en «el rescate nacional y social», y no ha descartado que pueda haber una tripartito «por el derecho a decidir».

Otegui ha sido ratificado esta semana como candidato a lendakari por las bases de EH Bildu, pero sobre él pesa una condena de inhabilitación para ejercer cargo público y para el derecho de sufragio pasivo hasta el 28 de febrero de 2021. La izquierda abertzale considera que «un error» que existe en el fallo le permitirá concurrir. En todo caso, la Junta Electoral del País Vasco decidirá, y en último término el Tribunal Constitucional.

El aspirante de EH Bildu ha señalado que, «desde hace muchos años, se entiende que su aportación puede ser cualitativa en términos independentistas y de la izquierda abertzale».

Además, ha apuntado que «es un gran reto, una gran responsabilidad y una alegría» ser candidato a lendakari. No obstante, ha indicado que es la ciudadanía «la que decide». «El único juez que existe en términos democráticos es la gente», ha añadido, para insistir en que las elecciones generales serán «una primera vuelta» de las autonómicas que se celebrarán en otoño.

El representante de la coalición soberanista ha dicho que «hay que ponerse manos a la obra» para abordar un proceso independentista como el de Cataluña.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.