«No hay que buscar la guerra entre hombres y mujeres, porque no nos dejaría avanzar»

En el marco de la Primera Guerra Mundial, con los hombres combatiendo en el frente, la responsabilidad de defender el hogar y las tierras recae en las mujeres, que deben luchar por mantener lo suyo contra viento y marea. Bajo esa premisa llega este fin de semana a los cines españoles «Las guardianas», la última película de Xavier Beauvois. Aplaudido en todo el mundo en 2010 por «De dioses y hombres», ganadora del Gran Premio del Jurado en Cannes, el cineasta se pone al frente de este filme con gran sabor feminista y que protagonizan dos actrices de lo más reconocibles y que son madre e hija tanto en el filme como en la vida real: Nathalie Baye y Laura Smet.

Ganadora del César (el premio por excelencia del cine en Francia) en cuatro ocasiones, la última en 2005 por «El pequeño teniente», también con Beauvois al mando, el rostro de Baye es uno de los más reconocibles del cine del país vecino. «Lo mejor de ?Las guardianas? es que ofrece la visión de la Primera Guerra Mundial desde el punto de vista de las mujeres. Cuando se habla de este conflicto, se suele mostrar a los hombres, con relatos en el cine centrados en la violencia. Pero aquí, se enseña desde los ojos femeninos», cuenta Baye a ABC. «Muestra lo que lograron hacer esas mujeres, cómo sucedieron a los hombres en las ciudades, trabajando en las fábricas, el campo, las tierras y ocupándose de todo. Y eso normalmente no se suele enseñar», agrega.

«Las guardianas», así las cosas, aporta un enfoque muy distinto al que suele darse acerca de las películas de guerra: centrándose no en los militares que combaten en el conflicto, sino en lo que dejan atrás. La principal culpa de ello la tiene el propio director. «Beauvois ha plasmado el conflicto de un modo diferente. Él es feminista, le gustan las mujeres, y sabía que quería mostrar la película desde el punto de vista de las mujeres», explica Baye, que ensalza el papel de las personalidades femeninas de la época. «Ellas fueron las primeras en conseguir que cambiasen las cosas, pero luego han tenido que pasar muchos años para seguir progresando. Pero hay que tener mucho cuidado, porque creo que hay que avanzar ?junto a? los hombres y no ?contra? ellos».

El peligro de los extremos

A ese respecto, la actriz se expresa con claridad. «La vida no tiene que ser una guerra entre mujeres y hombres, porque nos necesitamos los unos a los otros», expresa la intérprete. «No tenemos que avanzar en conflicto y no hay que buscar una guerra entre ambos géneros. Odio los movimientos extremistas, porque no dejan avanzar».

Punto de vista este, el del «empoderamiento» de las mujeres de la época, con el que coincide Laura Smet, la otra gran protagonista del filme ?con permiso de la sorprendente Iris Bry?. Nominada al César en 2003 como mejor actriz revelación por «Les corps impatients», Smet también aplaude el papel que tenían las mujeres de hace un siglo. «Eran muy distintas a como somos nosotras ahora, pero ellas tuvieron la valentía de saber relevar a los hombres, con fuerza y determinación. Fueron las primeras en contribuir a la evolución de la mujer, aunque después volvieron a la sombra y tardaron mucho tiempo en regresar a primera línea», expresa Smet acerca del tema que se trata en «Las guardianas», un largometraje «muy feminista» y con «personajes muy marcados, pero diferentes». «La película es rompedora, porque aborda temas que son muy modernos y que entonces eran prácticamente impensables, como que una mujer no tenga hijos o que se corte mucho el pelo», enfatiza.

Igual que en la vida real, Baye y Smet son madre e hija en la película. «Actuar con mi hija es una bendición. Pero si no me gustase ella como actriz, no trabajaría con ella», afirma Baye. «Tenemos la misma manera de interpretar y de prepararnos. Las dos nos concentramos mucho y sabemos mantener la calma en todo momento. Igual es que lo he aprendido de ella, aunque yo creo que es algo innato», confiesa Smet, que va incluso más allá. «El haber trabajado con mi madre ha aumentado la confianza que tengo con ella», agrega la actriz, hija también de la estrella de rock Johnny Hallyday, fallecido el pasado diciembre.

La película trata una temática que apenas se ha tratado en el cine contemporáneo, como es «la Guerra del Catorce», olvidada en la gran pantalla en beneficio de la Segunda Guerra Mundial. En ella, brilla con luz propia la joven Iris Bry, que en su primer trabajo cinematográfico ha conseguido una nominación a los César como mejor actriz revelación. «Cuando la vi llegar al rodaje el primer día, me recordó a mí cuando hice mi primera película. Ella nos observó mucho, nos preguntó cosas, habló mucho con el director y tuvo mucha inteligencia emocionar, intentando mejorar en todo momento y sin intentar rivalizar con nadie», recuerda Smet sobre su compañera. Su personaje es uno de los principales atractivos de «Las guardianas», que a base de feminismo en la «Gran Guerra» espera hacerse fuerte en la taquilla española.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.