Naseiro y Sanchís relatan la recogida de cheques pero niegan contabilidad B

Los extesoreros populares Álvaro Sanchís y Rosendo Naseiro han relatado este viernes al Congreso las peculiares vías por las que llegaba el dinero al partido antes de que existiera legislación que lo regulara. Al final de mítines o cenas en las que participaba el fundador del partido, Manuel Fraga, se recogían cheques con naturalidad o «se pasaba la gorra» para la formación, según Sanchís. «A veces en un mitin alguien te daba un cheque o se lo daban a Fraga y ¿qué tiene que ver eso?», ha reflexionado Naseiro, quien ha negado tajantemente el cobro de comisiones ilegales y la existencia de una caja B. «Yo nunca he pedido ni he autorizado a nadie, y si alguien pidió en mi nombre es sin saberlo yo. No conozco a nadie que estuviera autorizado por Tesorería para pedir dinero a nadie», abundó el que fue tesorero popular entre 1987 y 1990.

En este punto ha coincidido Sanchís, quien dirigió las finanzas de Alianza Popular entre 1982 y 1987, diferenciando el uso de estas fórmulas de la existencia de una contabilidad. «Solo había una contabilidad en el PP. Pues claro que allí estaba todo, no había otra», aseveró ante las preguntas del portavoz socialista, Felipe Sicilia. En la misma línea, ha asegurado que si los pagos en negro hubieran existido, sería algo conocido dentro de partido y alguien se lo habría dicho. «Nadie me dijo nunca nada de esas historias, de que estuviera cobrando en sobres», ha subrayado. Sin embargo, ha dado credibilidad «a todo lo que diga el señor Bárcenas, porque le conozco desde hace tiempo y me merece todo el respeto». No ha querido valorar entonces si el extesorero ha perdido el juicio al declarar con convicción algo que no existe.

La declaración de Naseiro ha sido bastante accidentada por sus problemas para escuchar o entender las preguntas dada su edad, 82 años, -el sonido de la sala no es óptimo- y ha dado lugar a varios momentos jocosos pero también de tensión. El extesorero ha dudado de la legalidad del interrogatorio al que le sometieron los portavoces de la oposición y cuestionó la formulación de las preguntas. «Es derecho de los diputados a expresarse como consideren y le pido que lo respete porque esto se va a aparecer más a un circo de la cuenta», ha rogado Quevedo.

No obstante, el mayor rifirrafe se ha producido al inicio de las preguntas del portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, quien ha comenzado lamentando que «el otro día tuvimos al tesorero mudo (Luis Bárcenas) y hoy al tesorero sordo».

Naseiro le ha replicado que «usted no sabe cómo va a estar mañana, cuido mi salud y estoy muy sanito», mientras el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, intentaba poner orden entre las protestas del PP. Durante ese turno, el extesorero popular ha acusado al juez que impulsó el denominado caso Naseiro de ser un «rojo» y un «mentiroso que me detuvo ilegalmente». El portavoz del PP ha advertido a los portavoces de la oposición que «venían muy bien informados» y «no pueden decir que no sabían lo que había». «Señor Naseiro no pida perdón por ser mayor, no oír bien o venir en zapatillas», espetó, denunciando que esta comisión de investigación es un «juicio paralelo» y «pasará a los anales del Congreso»

Cantó, sin embargo, ha lamentado el «show» en que se ha convertido la sesión y que, a su juicio, ha sido orquestado por el Partido Popular y el propio Naseiro. «Tiene un coste muy elevado y puede hacer que los ciudadanos duden mucho de los ciudadanos que estamos haciendo aquí». Finalmente, ha criticado a Naseiro «su sordera y memoria selectiva» y le ha afeado no haber hecho el «favor» que debía a la sociedad española. En la misma idea ha coincidido ERC mientras el portavoz del PNV, Mikel Legarda, ha lamentado los silencios y olvidos de Naseiro y ha renunciado a hacer uso de su turno de preguntas.

«Yo gestiono el presente, no investigo el pasado»

La última en comparecer ha sido la actual tesorera y gerente popular, Carmen Navarro, que ha sido preguntada en reiteradas ocasiones por el borrado de los denominados ordenadores de Bárcenas. «Esa información es parte de una causa judicial que se mantiene abierta, así que, por respeto a mi defensa y a la propia justicia, no voy a contestar a ninguna pregunta sobre el tema», ha respondido cada vez que los portavoces en la comisión entraban en la cuestión.

Los diputados de los diferentes grupos también le han preguntado por la auditoría interna que llevó a cabo Navarro en el 2011 por orden de Rajoy. En este sentido, el portavoz socialista en la comisión, Artemi Rallo, se refirió la operación como «investigación de sobresueldos desde 1989». «No era ninguna investigación de sobresueldos. Era una auditoría desde 2004 para ver cómo estaban las cuentas del partido, y se ajustaban perfectamente a la legalidad», ha defendido la tesorera.

Durante el turno d preguntas de Toni Cantó, el diputado de Cs le reiteró esta pregunta a la tesorera, que le ha respondido que su función en el PP es la de «gestionar el presente, y no la de «investigar el pasado». Navarro entró al partido como gerente en el 2010, y fue nombrada tesorera en el 2012. En la actualidad cubre los dos cargos.

Por su parte, el vocal del PP, Francisco Molinero, ha advertido que la comisión de investigación es una «farsa» y que puede provocar una intromisión ilegítima en la labor de la Justicia. Denuncia que los grupos de la oposición ya tienen hechas sus conclusiones y la comisión dictaminará la existencia de una presunta financiacion ilegal, con la que puede no estar de acuerdo la Justicia.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.