Matteo Renzi, sobre Sánchez: «Discute cómo oponerse, no cómo gobernar»

El exprimer ministro italiano, Matteo Renzi, 42 años, no deja títere con cabeza. Hoy se ha puesto a la venta su libro titulado «Avanti. Por qué Italia no se para», con el que vuelve al centro de la escena política. En 235 páginas, Renzi, secretario del Partido Democrático, centro-izquierda, analiza sus tres años de gobierno, suscitando polémicas, porque el libro refleja su estilo arrogante que ha vuelto a crearle problemas con algunos líderes políticos.

En un capítulo dedicado al «futuro de la izquierda», escribe que «la izquierda europea está viviendo la crisis más negra de su historia. Se ha tomado un decenio sabático y nadie sabe cuándo podrá acabar». Renzi critica a una cierta «izquierda para pocos iluminados que se construye por oposición y nunca por propuestas, con lo cual estará siempre destinada a ser minoritaria, espectadora de gobiernos de los demás». Incluye aquí a la izquierda española, y en particular cita al líder del PSOE: «En España, después de la victoria congresual de Pedro Sánchez, teórico del choque frontal contra los populares de Rajoy, la izquierda se ha dividido entre la oposición dura y pura al gobierno de los populares y una abstención más suave: Discuten sobre cómo oponerse, no sobre cómo gobernar».

Renzi hace un repaso de los líderes europeos del centro-izquierda y salva a los primeros ministros de Portugal y de Malta, Antonio Costa y Joseph Muscat, respectivamente. Obviamente, dado su carácter autosuficiente se salva así mismo al destacar su propio partido: «En los grandes países europeos, la única fuerza de centro-izquierda que permanece sólida y fuerte es el Partido Democrático en Italia. Somos los únicos que luchan para ganar, no para participar».

Matteo Renzi ha creado notable polémica al referirse a su antecesor, Enrico Letta, destacando que no lo eliminó políticamente con una «maniobra de palacio», como siempre se ha dicho, sino porque, ante la debilidad del gobierno Letta, se lo pidió una parte del Partido Democrático. Letta le ha respondido sin ocultar su desprecio: «Estoy convencido que el silencio exprima mejor el disgusto y mantenga mejor las distancias. He decidido mirar hacia delante y no serán estas descompuestas provocaciones a hacerme cambiar de idea. Los italianos son sabios y sabrán juzgar», ha manifestado el exprimer ministro Letta.

Hoy Matteo Renzi aparece como un líder aislado, solo contra todos, mientras se habla de la posibilidad de una nueva escisión en su partido. El secretario del PD se ha convertido en un líder que divide, un político que congrega más desacuerdo que consenso. Se ha visto sobre todo con su fracaso en el referéndum constitucional del pasado 4 de diciembre, convertido en una consulta sobre Renzi, y la derrota en las municipales de junio. Dada su gran autoestima y su no mucha consideración por la prudencia, lo que se refleja también en su libro «Avanti», parece que, según señalan hoy algunos analistas, Matteo Renzi no ha aprendido la lección tras algunas sonoras derrotas.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.