Macron comienza los cambios de gobierno y nombra a Christophe Castaner como ministro del Interior

Emmanuel Macron ha comenzado el cambio de gobierno esperado. Muchas personalidades de izquierda moderada no han deseado integrarse en el nuevo equipo. Christophe Castaner, «general en jefe» de la guardia pretoriana del presidente, debe ser nombrado ministro del Interior, puesto políticamente estratégico.

Dos dos semanas de retraso, el presidente de la República quizá termine a lo largo de la mañana y primeras horas de la tarde de este martes la formación de su nuevo gobierno, poniendo fin provisional a una crisis que tiene muchos otros e inflamables flecos.

Macron se vio forzado a cambiar de gobierno cuando uno de sus fieles, Gérard Collomb, forzó su dimisión como ministro del Interior, hace dos semanas. Estalló entonces una crisis inédita en la historia de la V República: un ministro impone al jefe del Estado una dimisión, precipitando una crisis de gobierno que se ha prolongado durante quince días.

Antiguo socialista moderado / reformista, Collomb fue uno de los pilares de la «macronía». No solo fue ministro del Interior. Era, de facto, el número dos del gobierno, un íntimo de la pareja Emmanuel y Brigitte Macron.

Consumada la ruptura de los Macron y Collomb, el presidente de la República descubrió automáticamente su vertiginosa soledad, encerrado en el «búnker» del Elíseo. Se presta a su esposa esta sentencia cruel, pronunciada a gritos, en los apartamentos del Elíseo: «¡Tienes que dejar de hacer gilipolleces..!».

Giro social a su mandato

Con un jefe de Gobierno y varios ministros muy conservadores, Macron creó posible «relanzar» su mandato presidencial, dándolo un «giro social», haciendo entrar en su futuro gobierno a personalidades de la izquierda moderada. Un primer teniente de alcalde socialista, un exministro de asuntos exteriores socialista, rechazaron amablemente la propuesta.

Comenzó entonces un forcejeo entre el presidente, su primer mininistro, Édouard Philippe, conservador histórico, y la derecha macronista.

Cuatro ministros serán sustituidos. El nombramiento más importante será el de Christophe Castaner, posible ministro del Interior, sugiriendo que la «nueva política» de Macron se parece como una gota de agua cristalina a la «vieja política» más tradicional. El presidente de la República se dispone a nombrar a un fiel entre los fieles, sin experiencia gubernamental de ningún tipo, en el puesto más estratégico del nuevo Gobierno: el de ministro del Interior, responsable de la gestión y organización de las futuras campañas electorales. Parafraseando a Carl von Clausewitz, «la política es la continuación de la guerra, por otros medios».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.