Lynne Ramsay cierra un festival sin una película digna de la Palma de Oro

Pues, la última película en salir a la competición, «You were never really here», de Lynne Ramsey, no solo no lo arregló (el desaguisado de la sección oficial, tal y como se preveía en la anterior crónica), sino que cayó directamente en el lote de las inoperantes y desesperantes, que ha sido el lote más voluminoso de esta edición del Festival de Cannes al que ya solo queda elegirle un Palmarés que será, ya sin duda, un trámite final sin apenas relevancia dado el bajo nivel de las películas programadas . El delegado general y responsable, Thierry Fremaux, se ha lucido en esta celebración de un numero redondo, el setenta, del Festival de cine más importante del mundo, tan selecto y selectivo como esas discotecas para «guays» que necesitan un portero con olfato y presencia disuasoria con el fin de que no se le cuele cualquiera?

En fin, a Thierry Fremaux se le ha colado en su discoteca una auténtica «chusma» (cinematográficamente hablando) en zapatillas y chándal? Tan estupendo que se pone siempre con el cine español que no se apellide Almodóvar, y con tan poca vista para separar el grano (cine) de la paja (sus directores blindados que se le cuelan con cine de chancleta). Y ahora le toca precisamente a Almodóvar, a Sorrentino, a Will Smith, Chastain y demás miembros del jurado, confeccionarle un Palmarés de películas mediocres.

Aunque no tiene arreglo posible, quedaría medio apañado un Palmares con la película rusa de Andrey Zvyagintsev, «Sin amor», y tal vez con «Le redoutable», de Hazanavicius, o algún detalle de «Good Time» o de «El seductor» de Sofia Coppola?, pero, vamos, pastelón el que tiene que soplar en unas horas el jurado.

Joaquin Phoenix, Lynne Ramsey y Ekaterina Samsonov, posan en Cannes
Joaquin Phoenix, Lynne Ramsey y Ekaterina Samsonov, posan en Cannes- AFP

La de Lynne Ramsey, directora que ya compitió aquí con una película titulada «Tenemos que hablar de Kevin», es un ejercicio de estilo de género (el thriller) que le suspenderían en cualquier escuela, a pesar (o a causa de) del personaje que interpreta Joaquin Phoenix, una mezcla de detective y asesino a sueldo que está completamente chalado, que es el plato estrella del menú de este actor. Mal contada, o contada como haciendo posturitas de cámara y guion, con absurda mezcla de realidad, pasado y ficción, con una historia tan agresiva como manseada (violencia en «off» y mucha sangraza en primer plano). Tiene, sí, una hermosa y morbosa relación entre madre e hijo, como en citada película anterior, y eso es tal vez lo único que merece la pena de este «You were never really here», título, por cierto, que parece una broma directa a todos los que sí hemos estado realmente en su película.

Y puesto que no tenemos más que hablar de Kevin, ni de Ramsey, ni de Phoenix, hablemos de Polanski, que presentaba ayer la última, ultimísima película de este Cannes, y fuera de competición, «D?apres une histoire vraie» («Basado en una historia real»), que sin ser de lo mejor de este director, sí tiene toda esa doblez, esa malicia y sordidez propia de Polanski. Le falta la finura, la perversidad y la mirada torva de cuando el cine de este tipo sospechoso se viste de gala, pero el equívoco que surge entre una escritora de éxito y una joven sanguijuela dispuesta a chupetearle todo el jugo artístico y personal contiene esa musiquilla (con la ayuda de Alexander Desplat) que te hace removerte en la butaca. Y se le estanca la historia, y le falta esa suciedad moral y brutalidad intelectual de Margo Chaning y Eva Harrington, pues aquí cuenta con el pulso entre su propia mujer, Emmanuelle Seigner, y otra Eva, la sibilina Eva Green. Pero, visto lo visto, puede ponérsele una vela al diablillo Polanski.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.