Los soportes que debe aguantar el Ibex para no caer en el pozo

El soporte clave de los 8.400 puntos, que extiende el rango hasta los 8.300 puntos, debe aguantar para no debilitar el aspecto técnico

La semana no ha empezado bien para las bolsas, y ello a pesar de que los cierres semanales mantuvieron las opciones para lo contrario. Esta vez, han sido las cuestiones políticas de Italia y la crisis en Siria las que provocaron correcciones en la última hora de Wall Street, y que siguen pasando factura en la jornada de hoy. Con bajos volúmenes y nerviosismo para encarar un mes de septiembre que va a ser complicado con muchos frentes abiertos para los mercados. El dólar a pesar de todo siguió con sus oscilaciones pero sin salir rango y no acaba de aportar más pistas. De momento, técnicamente se pueden truncar los rebotes y ellos dar paso a una nueva fase de debilidad en la que está por ver si resistirán los soportes anteriores y que ahora son referencia. De momento se ha visto que las resistencias siguen vigentes.

Las bolsas asiáticas se han replegado antes los retrocesos de ayer en EE.UU. y las aperturas son marcadas a la baja en Europa en tanto que el dólar se aproxima a la zona de soporte del rango. De momento se pierden referencias importantes para poder seguir con los avances para las bolsas y el protagonismo para los cierres de hoy serán los soportes.

El dólar busco la zona alta del rango en los 1,3400 pero sin poder atacarlo para acabar retrocediendo posiciones a la búsqueda del soporte que puede continuar hoy si sigue la tensión en Siria o se produce el ataque a distancia.

Los 1,3400 son la resistencia que si se supera de forma consistente deberíamos buscar niveles en los 1,3500-1,3600. Después el con siguiente objetivo está en la zona de techos del canal en los 1,3800 que dejarían paso a la posible búsqueda de zonas sobre 1,4000-1,4100 en niveles de 2011.

Se mantiene el soporte débil de los 1,3300 y lo extendemos hasta los 1,3200 con más fortaleza ahora. Mantenemos el siguiente nivel de soporte en los 1,3100-1,3000 y si se pierde tenemos como nivel clave el nivel de los 1,2800 como zona que marca la pérdida de las opciones impulsivas al sesgar el lateral a la baja si llegara a ceder. El siguiente objetivo ya iría a buscar la zona de los 1,2600-1,2500. Por ahora sigue alejado de este escenario hasta que no se vea un ataque consistente a la zona de los 1,2800 del que seguimos alejados.

El Dow Jones no pudo consolidar el cierre semanal testimonial por encima de los 15.000 puntos y tras estar la sesión en positivo, las declaraciones de Kerry sobre el uso de armas químicas en Siria le llevaron a ceder posiciones de forma significativa ya  activa la opción de una patrón de continuación a la baja que anularía el rebote. El recorte fue moderado pero conseguía acabar en los mínimos de la sesión tras marcar nuevos máximos respecto a la jornada anterior. Esto le coloca otra vez por debajo de su directriz. La caída al cierre fue de un 0,43% para acabar en los 14.946,46 puntos. Sigue vigente la opción de la aparición de un patrón de doble techo, que no se ha anulado al no superar por ahora los 15.700 puntos y plantear la búsqueda del siguiente objetivo en la zona de los 16.000 puntos.

En el corto plazo, la primera prueba de la zona de resistencia y de validación de las opciones de rebote está en la superación del nivel de los 15.250-15.350 puntos. Si de ahí no pasas, las opciones de aparición del posible doble techo con la búsqueda del soporte en la clavicular aumentan. Para apostar por más avances, hay que buscar la anulación de la opción del patrón de doble techo confirmando el escenario de avances a medio plazo atacando a la primera extensión sobre los 15.700 puntos de forma consistente y buscando la proyección superior del techo del canal. Todavía mantenemos nuestra preferencia por este escenario de fondo a medio plazo si no perdemos las zonas de soporte relevantes, buscando los 16.000 puntos. De momento no se ha logrado superar la zona de los 15.500 puntos de forma consistente y podemos quedar más en rango lateral con los soportes en la zona de corrección del último retroceso significativo sobre los 14.600-14.500 puntos y estos 15.600 puntos como techo del mismo. Perder el soporte este entonces sí que activaría el patrón de doble techo.

Publicidad
Publicidad

Estamos dentro la zona de soporte en los 15.000-14.900 puntos, pero el soporte a tener en cuenta si volvemos a tener correcciones lo tenemos en los 14.700-14.500 puntos, con una extensión hasta los 14.450 puntos para mantener sesgos impulsivos dentro de un posible establecimiento de rango lateral. Puede reforzarse este nivel con la proyección de la media móvil de 200 sesiones que está ya los 14.395 puntos y que sigue con pendiente positiva y puede alcanzarse también en breve.

Esta zona nos marca la clavicular del patrón de doble techo y cederlo debilitaría bastante al situación técnica porque puede suponer buscar objetivos teóricos en los 13.500 puntos, con el riesgo de iniciar un escenario bajista. Por ahora, éste sigue siendo el escenario de menor probabilidad asignada, pero se acerca septiembre y en el año post electoral no suele ser un buen mes estadísticamente para la renta variable americana.

Publicidad

El Ibex 35 no pudo con las presiones italianas y acabo cediendo posiciones pero permitiéndole mantener el nivel de los 8.600 puntos, que pierde en la sesión de hoy de forma clara marcando las opciones de una nueva continuación de la corrección, si se pierden de forma consistente los mínimos de la semana pasada. Esta primera zona de soporte importante es la que nos marca el posible cambio táctico, si pasara a perderse por haberse frenado de momento en el nivel clave de resistencia en el corto plazo. Perdió un 0,43% y acabó en los 8.649,90 puntos.

Si falla en la superación de la resistencia, tenemos reforzada la primera zona de soporte clave que está en los 8.400 puntos que extiende el rango hasta los 8.300 puntos y que debe resistir para no debilitar más el aspecto técnico. Perder estos niveles sí que puede significar una aceleración de la corrección. Después tenemos los niveles primero en los 8.225 puntos, con el apoyo de la media móvil de 200 sesiones y el pivote de los 8.000 puntos de extensión, que son los que se encargarían de anular opciones impulsivas próximas si se pierden.

Por debajo, tenemos la referencia en los 7.800-7.600 puntos para aguantar las opciones de escenarios impulsivos a medio plazo. El sesgo direccional variaría a negativo si se pierde esta zona y apuntaría ya hacia el soporte de los 7.200-7.000 puntos. Perderlo dejaría de nuevo opciones de buscar la zona de los 6.500-6.450 puntos. Después los mínimos en los 6.000 puntos es la zona que marca de nuevo la entrada en un escenario correctivo que por el momento se mantiene alejada si acaban por romperse las zonas de máximos anuales de forma consistente.

Se queda pendiente de superar esta resistencia de forma consistente de los 8.600-8.800 puntos que es la referencia más importante en el corto plazo. Una extensión de avances al siguiente objetivo situado en los 9.000 puntos es la que nos activa el posible cambio de escenario a medio plazo con una extensión hasta la zona de los 9.250 puntos. Las siguientes proyecciones ya se sitúan en zonas próximas a los 9.400-9.500 puntos y dan la continuidad a un escenario alcista a medio. Por el momento, es por el que nos decantamos si se logran superar finalmente los 9.250 puntos, ya que entonces se puede proyectar una figura de vuelta de suelo mayor en puntos y en plazo temporal que cambiaría de forma significativa las proyecciones a largo plazo para el Ibex. Pero todo apunta a un septiembre complicado y las fuerzas pueden estar justas para mantener los avances con opciones de asaltar definitivamente a la resistencia.

Publicidad
En portada

Noticias de