Los fuertes vientos abaratan el precio de la electricidad un 55 por ciento

Los fuertes vientos que han barrido la península durante este mes han provocado un aumento notable de la generación eléctrica con energía eólica que, como es de las baratas, ha ocasionado un espectacular descenso del precio de la electricidad en el mercado mayorista. En concreto, los precios son ahora un 55,6% más baratos que en diciembre y un 52,4% inferiores a los de enero de 2015.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista entre los días 1 y 12 de este mes ha sido de 26,52 euros el MWh (megavatio/hora), frente a los 59,73 euros de los mismos días de diciembre y de los 55,74 euros de enero de 2015, según Omie, el operador del mercado mayorista.

Funcionamiento del «pool»

En este «pool» las compañías productoras de electricidad ofrecen todos los días energía a distintos precios, según la tecnología utilizada (eólica, hidráulica, nuclear, gas, solar, carbón.....), que es adquirida por las empresas distribuidoras y comercializadoras. La energía ofrecida es «casada» con la demanda existente, dando prioridad siempre a la más barata, que es la eólica, la hidráulica y la nuclear.

Estos días ha funcionado con gran rendimiento la energía eólica como consecuencia de los fuertes vientos que ha habido en nuestro país, que ha hecho que esta tecnología haya supuesto el 50% de media de toda la generación eléctrica, según los datos de Red Eléctrica (REE). Hay que tener en cuenta que la electricidad generada con energía eólica a lo largo de 2015 fue del 19% y que el 1 de diciembre pasado se estableció un nuevo récord, ya que ese día la eólica alcanzó el 70% del total del parque de generación.

La luz, más cara en 2015

Hay que subrayar que el mercado eléctrico en 2015 cerró en 50,32 euros el MWh, lo que supone un incremento de casi el 20% respecto a 2014. Además, es el precio más alto desde que empezó la crisis económica (2008).

La espectacular caída del precio de la electricidad en estas primeras semanas de enero no tendrá la misma repercusión en la factura de la luz de los consumidores. Al igual que sucede con la cotización del petróleo y los precios de los carburantes, en este caso la rebaja en el recibo no será nunca del 55,6%.

Esto se debe a los numerosos conceptos que incluye la factura de la electricidad, donde más del 60% de su importe son costes ajenos a la energía consumida. Así, en un recibo de 100 euros, más de 41 euros son peajes, que es la parte regulada por el Gobierno. Aquí entran la subvención a las energías renovables, el transporte, la distribución, la compensación a las extrapeninsulares, la amortización del déficit de tarifa y el bono social.

Otros 21 euros son impuestos: el especial (el 5,1127% de la energía consumida) y el IVA (21%). Y sólo 21 de los 100 euros corresponden a la energía consumida.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.