Los famosos y los bancos

Llevamos diciendo desde hace tiempo en esta columna que los bancos están trabajando sin descanso en recuperar la confianza de[…]

Llevamos diciendo desde hace tiempo en esta columna que los bancos están trabajando sin descanso en recuperar la confianza de sus clientes y de la ciudadanía en general. Lo hacen de muy diversas maneras; con nuevos productos y servicios, profundizando en la atención al cliente, aplicando una mayor transparencia, con una mayor inversión en tecnología. Iniciativas loables y positivas que deben llegar a los consumidores de alguna manera.

Una buena fórmula que están usando muchas entidades para 'conquistar' al ciudadano es contar con la imagen publicitaria y de marketing de un personaje querido por la sociedad española. Suelen ser deportistas, algún actor, cocinero, presentador o cantantes. Ese famoso inspira confianza y seguridad y los bancos buscan que el cliente asocie este sentimiento que tiene sobre él a su entidad y acuda a ella. Ejemplos los tenemos todos los días.

El jugador de baloncesto Pau Gasol ha renovado hasta 2015 su acuerdo de colaboración con Banco Popular, que comenzó hace seis años. Si la entidad lleva tanto tiempo con este acuerdo es que ha resultado positivo para el negocio. Así lo remarcó Javier Fernández, Director de Marca, Posicionamiento y Reputación de la entidad, quién señaló en los valores del jugador y los de la entidad son equiparables: "trabajo en equipo, esfuerzo, superación y confianza".

Hace unas semanas, Iker Casillas y Andrés Iniesta fueron la imagen del BBVA para presentar la renovación del patrocinio de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) hasta 2016.

Tan importante es esta campaña que el presidente de la entidad, Francisco González, no dudó en trasladarse a Nueva York a presidir el acto público. En el mismo, comentó: "queremos continuar apoyando a la Liga para reforzar su perfil en Estados Unidos, América del Sur y Asia". En realidad el negocio está ahí; más notoriedad del BBVA en esos mercados.

Otro patrocinio muy conocido es el del Banco Santander con la escudería Ferrari de Fórmula 1 para la que pilota Fernando Alonso hasta 2017. Esta apuesta de la entidad presidida por Emilio Botín con la marca es un claro ejemplo de que da beneficios, tanto institucionales como económicos. De hecho, la entidad informó que, según sus estimaciones, obtiene tres euros de retorno por cada uno que invierte de patrocinio en la escudería.

El futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo es la imagen actual del Banco Espirito Santo hasta 2014 para sus productos de ahorro. Según el BES, este contrato "favorece la unión entre la marca y lo que el jugador simboliza: excelente desempeño, creatividad y espíritu de conquista". Veremos si da resultados, porque Cristiano es un profesional que no deja indiferente a nadie, para lo bueno y para lo malo.

Banco Sabadell no ha dudado en contratar a diversas celebridades (Julia Otero, Figo, Luis Enrique, J.A. Bayona, Carlos Latre...) para su campaña 'Entrevistas para el cambio'. El tiempo dirá si esta campaña ha sido beneficiosa para el banco pese a su desembolso, pero de momento, sí ha generado impacto, lo que ya podría mostrar el acierto de la misma.

Publicidad
Publicidad

Está demostrado que estas campañas funcionan, los famosos traen negocio a la banca. Pero no se debe olvidar que primero hay que hacer las cosas bien y luego comunicarlas como se quiera, con famosos o sin ellos. No al revés, como sucedía antes algunas veces. La banca lo sabe bien, ha aprendido la lección y está haciendo grandes esfuerzos en este sentido.

* Finanzas.com no se hace responsable, ni
comparte necesariamente, las opiniones expresadas por sus distintos
colaboradores.

Publicidad
En portada

Noticias de