Los autobuses turísticos cargan contra Madrid Central: «No podemos dejar a los pasajeros a 2km de su hotel»

Hasta 2,1 kilómetros separan la plaza de Neptuno de la de España, los únicos puntos en los que los autobuses de transporte discrecional pueden parar para recoger a los turistas. «No podemos dejar a los pasajeros tan lejos del hotel. Los turistas con maletas, las familias con niños, carritos de bebé y la gente mayor necesitan comodidad o no querrán venir a la ciudad», lamenta Begoña Landa, empresaria de una de las 200 empresas que esta mañana han realizado una marcha por la Gran Vía para protestar contra lo que consideran «actuaciones arbitrarias y discriminatorias del Ayuntamiento» al implantar las restricciones de Madrid Central .

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.