Las lágrimas inconsolables de Noah Gordon al recordar el 11-S, que vivió en España

Llega un momento en la vida, cuando la biografía se estira lo suficiente, que los recuerdos brillan con la fuerza del presente. Aunque hayan pasado diecisiete años y las cosas sean bien distintas. Bien lo sabe Noah Gordon, que tiene noventa y dos y acaba de llegar a Madrid para presentar el musical de «El médico», la historia que publicó allá por 1986 y que lo catapultó al éxito mundial. Dice que está muy contento porque la adaptación es fantástica, y porque está en España, otra vez, y esta puede ser la última.

El idilio con nuestro país viene de largo, desde la primera vez que llegó a Barcelona en tren y recibió el «beso cálido» del aire. «Ese es mi primer recuerdo de España, que se ha repetido muchas veces», comenta ahora. Pero no el más emotivo, que también es más trágico y el que afianzó el romance. Aquí, cuenta con ojos vidriosos, vivió la tragedia del 11-S, desde una distancia que dolía. Que todavía duele.

«Estaba aquí cuando ocurrió la tragedia del World Trade Center. Justo acabábamos de llegar. Llegamos a la casa de mi hijo y mi nuera me dijo que había ocurrido algo terrible. Y los días siguientes, allí donde iba, las personas me decían que lo lamentaban mucho, y que si podían hacer algo por mí. Y yo nunca voy a olvidar esto. Me siento como en casa?», comenta antes de romper a llorar, como si todo hubiera pasado ayer.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.