La UE pide a Alemania que compense a las víctimas de la talidomida

El pleno del Parlamento Europeo aprobó este jueves por amplia mayoría una resolución política que reclama a Alemania que compense a todas las víctimas en la Unión Europea de la talidomida , niños que nacieron con deformidades por culpa de un medicamento germano para embarazadas hace 50 años.

Los eurodiputados pidieron al Gobierno de Berlín que aprovechando el cambio que realizará en su ley sobre la talidomida en 2017 reconozca en sus esquemas de compensación no solo a las víctimas alemanas, sino al resto de ciudadanos europeos que sufren deformaciones por culpa del medicamento.

La resolución, impulsada y apoyada por Soledad Cabezón (PSOE) y Esteban González Pons (PP), entre otros eurodiputados españoles, reclama asimismo expresamente al Gobierno español que revise su legislación de 2010 y que facilite un nuevo registro de afectados reconocidos para que puedan así hacer valer su derecho a compensación ante las autoridades alemanas.

Igualmente, el texto reclama a la Comisión Europea (CE) que cree un protocolo a nivel europeo que establezca que todos los supervivientes de la talidomida deben recibir compensaciones similares, independientemente de su país.

Grünenthal es la empresa alemana que comercializó en 1957 un fármaco contra las náuseas y mareos de las embarazadas que se vendió en más de cincuenta países de todo el mundo, con más de ochenta nombres comerciales.

En España se vendió en farmacias hasta 1962 y, en determinados lugares hasta 1965, según afirman los afectados, que en los últimos dos años han llevado en varias ocasiones sus quejas a la Eurocámara para hacerse oír e incluso consiguieron ser recibidos por su presidente, Martin Schulz.

En 1961, se descubrió que la talidomida era causante de malformaciones como nacer sin brazos o sin piernas. Según Avite, la asociación española de víctimas de la talidomida, más de 20.000 recién nacidos en todo el mundo, 3.000 de ellos en España, sufrieron las consecuencias del fármaco

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.