La sombra de Raúl es alargada

Los análisis internos de la dirección deportiva del Real Madrid son precisos y no admiten opinión, son datos telemétricos del cuerpo técnico. El equipo genera un promedio de diecisiete jugadas de gol en cada partido y no lo encuentra con la facilidad de antaño. La estadística aplicada al fútbol no tiene preferencias, ni gustos. Benzema no es un «nueve» puro y no puede sustituir a un rematador nato como Cristiano, que solo se dedicaba a eso. El portugués sucedió en esa misión a Raúl y desde que el canterano dejó la plantilla hace ocho años su sombra es demasiado alargada. Muchos canteranos han aspirado a tomar el testigo del mito nacido en San Cristóbal de los Ángeles y ninguno ha conseguido mantener el pulso de ser el nuevo ariete del campeón de Europa. Mariano es la última víctima de esta presión externa que produce la Raúl González Blanco, un estigma que derrotó anteriormente a Morata, Jesé y Borja Mayoral.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.