La senadora tránsfuga de Podemos: '¿Cuánto cobro y cómo justifico bajas?'

«¿Dónde está Viruka?» Esa ha sido la gran pregunta que esta semana ha recorrido los despachos del piso cuarto del edificio de grupos del Senado, que comparten, entre otros, los miembros de Podemos y del grupo mixto. La formación de Pablo Iglesias ha visto cómo en los últimos días perdía un escaño ?de 21 a 20? tras la expulsión de Elvira García , su cabeza de lista por Álava, tras conocerse que iba a ser desahuciada por no pagar el alquiler de su piso social en Vitoria pese al sueldo que recibe como parlamentaria.

Tras ser excluída de Podemos (en su nueva web del Senado sigue figurando), García anunció que no devolvería su acta. Pero, como informó ABC, la parlamentaria vasca no participó en los dos días de pleno de esta semana y no ocupó su nuevo asiento en el «gallinero» de la Cámara, el escaño 303 de la última fila. Lo cierto es que en su primer contacto con el grupo mixto García ha advertido de que faltará «bastante» a sus labores parlamentarias por «motivos familiares». De hecho, ha preguntado ya cómo puede justificar sus ausencias para evitar que se le recorten la parte salarial correspondiente, como así se ha llegado a plantear.

4.600 euros al mes, como mínimo

Hay otras dos cuestiones que preocupan a la senadora tránsfuga en su nueva etapa y que, según las fuentes contactadas, ha consultado en las filas mixtas. En primer lugar, su nuevo sueldo, que rondará los 4.600 euros mensuales, mucho más que los 2.000 que debía percibir ahora, según el tope máximo de tres veces el salario mínimo impuesto por Podemos. García aún no ha pagado a su expartido las donaciones comprometidas. Además, quiere saber con cuánto dinero dispondrá para contratar asesores. La asignación podrían ser hasta 2.500 euros más al mes, siempre que constituya un nuevo partido político.

También se ha interesado ya por saber en cuántas comisiones estará, por lo que que cobrará entre 700 y 1.000 euros mensuales en función de si es portavoz o viceportavoz. Hasta ahora fue designada portavoz en la de peticiones y en la de suplicatorios, además de vocal en la comisión mixta de relaciones con el Defensor del Pueblo.

García ha quedado con el actual portavoz del grupo mixto, Patxi Yanguas, para abordar su situación. Lo harán en la reunión que suelen celebrar los partidos pequeños antes del pleno de los martes, el próximo día 21. Yanguas quiere escuchar a García antes de «tomar decisiones». Algunos partidos del grupo mixto han avanzado que adoptarán una actitud beligerante contra García, a la que tratarán de aislar. «Pedimos un pacto antitransfuguismo para que no ostente la portavocía del mixto ni figure en el reparto de los tiempos de intervención en los plenos», apunta un senador del grupo mixto. Sus integrantes serán ahora uno más, hasta 17 parlamentarios.

«No era de las más activas»

Desde que asumió su cargo de senadora, en julio, García solo ha hecho una pregunta oral en el Pleno. Fue para preguntar qué medidas piensa adoptar el Gobierno «para proteger específicamente a las familias monoparentales». Ha registrado una cincuentena de preguntas escritas y peticiones de información. «Desde luego, no era de nuestras senadoras más activas», corroboran desde Podemos, que el miércoles se apresuraron a retirar el cartel con su nombre del despacho que compartía con una compañera de En Comú Podem. Ese día, García aún no había recogido sus cosas. Pese a que el martes estuvo por la Cámara para registrar su nueva condición, no habló con sus viejos ni nuevos compañeros.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.