La «rebaja» que la Junta ofreció a las monjas de Santa Inés por el órgano

La Junta de Andalucía ofreció a las monjas de Santa Inés zanjar el asunto de la restauración del órgano del monasterio, inspirador de la leyenda becqueriana de «Maese Pérez, el organista» pagando la cantidad de 102.000 euros.

Así consta en el expediente oficial, al que ha tenido acceso ABC, en el que acuerda una sanción de 170.000 euros por dos infracciones de la Ley del Patrimonio Histórico de Andalucía (20.000 euros por el traslado del órgano a un taller de Alcalá del Río y 150.000 por el arreglo en sí), pero en el que se ofrece a las religiosas la posibilidad de zanjar el asunto abonando 102.000 euros, ahorrándose el 40 por ciento de la sanción por reconocimiento de la falta y pagar la sanción antes de la resolución definitiva del procedimiento.

Las monjas clarisas no aceptaron la «oferta» de la Junta, que venía con tres documentos anexos al expediente («asunción de responsabilidad», «carta de pago» y «talón de cargo») y encargaron su defensa al abogado sevillano Joaquín Moeckel, que ayer presentó las alegaciones correspondientes.

En ellas, deja claro que las monjas se someten al imperio de la ley «como cualquier ciudadano español», pero argumenta en un escrito de trece folios lleno de referencias jurídicas y citas jurisprudenciales que las clarisas de Santa Inés actuaron «de buena fe».

Moeckel, que ya se ha enfrentado a la Junta y al Arzobispado de Sevilla en otras ocasiones, alega que «se encomendó la restauración del órgano a un experto, a fin de evitar su pérdida», y que no lo hizo de forma clandestina puesto que «lo hicieron público en redes sociales y prensa».

Recuerda también «el informe favorable al proyecto de restauración emitido por la Comisión Provincial de Patrimonio el pasado 15 de noviembre», y que «se dio curso a la solicitud de restauración con carácter previo a la iniciación del expediente sancionador».

Además, considera que «no se ha dado una conductar reincidente sancionable ni sanciones anteriores por estos hechos, por lo que el principio de proporcionalidad se vería claramente vulnerado al no haber aplicado, en el hipotético caso de ser finalmente sancionadas, el mínimo contemplado para las infracciones notificadas, sino bastante superior al límite inferior».

Moeckel añade que «las sanciones propuestas no son proporcionales y carecen de motivación alguna. Simplemente se ha ceñido esta Delegación a proponerlas al azar, pudiendo haberse tratado por ejemplo de una sanción de 100 ó 1.000 euros, eligiendo a su libre arbitrio, de forma caprichosa, y tampoco se dan los preceptos de reincidencia, intencionalidad o reiteración, principales para graduar una sanción».

La alegación de las religiosas de Santa Inés también recuerda el precedente de la parroquia de Santa María Magdalena, «en el cual la sanción propuesta fue en inicio muy elevada y similar a las presentes, basda en infracción gave y fianlmente se sresolvió por infracción leve y con cuantía mínima».

Moeckel pide que se declare la inexistencia de responsabilidad administrativa y fecha el escrito el día 23 de noviembre «en la festividad de San Clemente, en el 769 aniversario de la Reconquista por parte de San Fernando Rey».

Cincuenta mil firmas a favor de las monjas

Más de 50.000 ciudadanos han exigido a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y al consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que retiren la «injusta y desmesurada» multa impuesta a las trece monjas de clausura que llevaron a cabo la restauración de un órgano del convento.

Una campaña puesta en marcha por MasLibres.org, que ha sido apoyada en 72 horas por más de 50.000 personas, reclama la retirada de la sanción porque considera que las monjas «no han atentado contra el Patrimonio Histórico al restaurar el órgano de la leyenda de Bécquer, sino que, por el contrario, han velado por mantenerlo vivo», informa esta plataforma en un comunicado.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.