La oposición siria acusa a Rusia de lanzar bombas de racimo

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal formación política opositora, acusó hoy a la aviación rusa de lanzar continuos ataques con cohetes e incluso bombas de racimo, prohibidas internacionalmente, contra la ciudad de Saraqeb, en la periferia de Idleb, en el norte de Siria.

En un comunicado, el grupo opositor cifró en ochenta esos bombardeos, que han provocado el desplazamiento de casi 35.000 residentes de la localidad. La coalición opositora agregó que los ataques han destruido barrios enteros, casas y edificios importantes, entre ellos el mercado, el banco de sangre, el aparcamiento de ambulancias y las instalaciones de suministro de agua de la urbe.

La CNFROS calificó estas acciones de «crimen de guerra y violación grave», lo que, a su juicio «merece la condena y el desprecio de la comunidad internacional». Asimismo, pidió a las organizaciones internacionales y países extranjeros que tomen medidas urgentes al respecto.

El pasado jueves, la CFNROS también acusó a Rusia de emplear gas tóxico en un ataque sobre áreas residenciales de Saraqeb. La Defensa Civil siria, un grupo de voluntarios que desarrolla labores de rescate, denunció un bombardeo con gas cloro en esa población a principios de semana.

El 28 de julio, la organización Human Rights Watch (HRW) acusó a Rusia y a Siria de haber utilizado ampliamente municiones de racimo en sus últimas ofensivas militares conjuntas en el país árabe. Las municiones de racimo se prohibieron en 2008, debido a su impacto indiscriminado sobre los civiles y el daño prolongado que producen. Un total de 108 países han firmado la convención internacional que las prohíbe, que no ha sido suscrita por Rusia, EE.UU. o Siria.

Generalmente, tras ser disparadas, explotan en el aire y esparcen decenas y, a veces, cientos de pequeñas bombas sobre áreas del tamaño de un campo de fútbol, pero a menudo el mecanismo falla y no estallan, con lo que dejan restos igual de peligrosos que las minas antipersonales.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.