La lucha contra los narcos en La Línea, cuestión de Estado

Lo primero es garantizar la seguridad. Lo ha dicho con contundencia, y varias veces, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ante el asentimiento del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, en una comparecencia ante los medios insólita en el Palacio de San Telmo. Como insólita fue la reunión celebrada al más alto nivel, tras meses de desencuentros y críticas mutuas, para unir fuerzas y tratar de resolver la grave situación que están viviendo en el Campo de Gibraltar y, sobre todo, en La Línea de la Concepción.

Juan Ignacio Zoido y Susana Díaz aparcaron este lunes sus diferencias para centrarse en «resolver los problemas de los ciudadanos» y devolver la convivencia pacífica a una zona que está tomada por los narcotraficantes que se sienten impunes. La de ayer fue una reunión de trabajo y no sólo para salir en la foto. Durante una hora y tres cuartos analizaron los problemas reales de la zona y cómo abordarlos.

Problema complejo

Porque ambas partes son conscientes de la complejidad del problema ya que, para muchas personas de la zona, el narcotráfico es un modo de vida que les garantiza, además, unos ingresos que jamás conseguirían por vías legales. Un alumno de un programa de Formación de la Junta, por ejemplo, puede llegar a cobrar 900 euros al mes, una cantidad que puede ganar en unas pocas horas alijando los fardos de droga que llegan a esa zona de la costa.

Con esta realidad encima de la mesa, Juan Ignacio Zoido y Susana Díaz pactaron numerosos compromisos que, a partir de ahora, tendrán que hacerse efectivos. El primero es el aumento de la seguridad. Así, va a aumentar el Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil que van a trabajar durante las 24 horas del día en turnos rotatorios, y también los agentes de la Policía Nacional que prestan servicio en la zona.

Unos refuerzos que Zoido evitó cuantificar ?con la connivencia de la presidenta que tampoco quiso dar pistas a los narcos? pero que serán efectivos en un breve plazo. Además, los ayuntamientos de la zona van a aumentar el número de policías locales cubriendo las bajas por encima de la tasa de reposición aprobada por el Gobierno en la actualidad. Más policías y más horas en las calles, además de una nueva comisaría de policía que se va a construir en la zona.

Inteligencia

También se habló de inteligencia y de compartir información. Tanto el ministro como la presidenta son conscientes de la dimensión del problema del Campo de Gibraltar y por eso van a centrar sus esfuerzos en el desmontaje de las tramas económicas del narcotráfico. Un trabajo en el que es crucial el papel del Ministerio de Hacienda ya que también se va a reforzar la Agencia Tributaria y el Servicio de Vigilancia Aduanera.

No se trata sólo de incautar la droga sino, además, de perseguir el dinero que deja tras de sí, un rastro que es difícil de ocultar por el elevado nivel de vida que llevan quienes se relacionan con estas mafias.

En la reunión también se ha hablado de cooperación trasfronteriza, un trabajo que ya se viene realizando con Marruecos y Gibraltar pero que, desde el Gobierno de España, se va a potenciar para evitar que los narcos puedan tener cobertura fuera de las fronteras. Otro de los asuntos que se va a trabajar hace referencia a la fiscalidad de La Línea ya que se está estudiando cómo concederle un estatus especial por ser la frontera Sur de Europa.

La Junta, por su parte, también arrimará el hombro. «Aquí se trata de que todo el que tenga competencias, va a tener que ejercerlas», dijo Susana Díaz llamando a la colaboración al alcalde de la Línea y también a la presidenta de la Diputación de Cádiz.

Optimismo

Juan Ignacio Zoido se mostró muy optimista sobre el resultado de estos trabajos, si bien dejó claro que habrá muchos asuntos que no se van a resolver de manera inmediata. «El Estado de Derecho está vigente en todo el territorio nacional y en toda Andalucía. Espero que algunos resultados de este trabajo se vean en un breve plazo, antes incluso de lo que muchos esperan».

Susana Díaz agradeció al ministro su disposición a trabajar en esta reunión de coordinación y anunció que a partir de ahora habrá un comité de enlace entre ambas administraciones para vigilar que se cumpla lo pactado en el encuentro de ayer.

Por parte de la Junta de Andalucía, el coordinador será el director general de Política Interior, Demetrio Pérez. Por parte del Gobierno está pendiente de nombramiento. Lo que sí está activada es, desde luego, la actividad política. Hoy visitan la zona el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, que va a la Línea, y el portavoz del PSOE en el Parlamento, Mario Jiménez, quien visita Algeciras.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.