La Generalitat empieza el martes el proceso de compra de urnas

A 80 días del 1 de octubre, Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y el PDECat siguen jugando cada uno sus cartas de cara a ver quién asume la responsabilidad penal por la organización del anunciado referéndum de autodeterminación. A esta partida se suma ahora Raül Romeva, encargado de darle impulso internacional a la reivindicación secesionista.

Ayer fue otro día de nervios en las filas de los dos partidos que lideran la Generalitat. En el pleno del Parlamento de Cataluña, el presidente autonómico reiteró que Junqueras, líder de ERC, sigue siendo el coordinador (sin que figure ni institucional ni orgánicamente) de los consejeros y altos cargos para el referéndum, y que por lo tanto no tenía previsto nombrar a un consejero específico para este tema.

De esta manera, Puigdemont evitaba que se pudieran tomar medidas judiciales contra un miembro del gobierno autonómico. Sin embargo, al mediodía, en una charla con periodistas en los pasillos de la cámara autonómica, Puigdemont adelantó que sí «reorganizará» su ejecutivo este mismo mes para concentrar la coordinación del referéndum en un solo consejero, si bien no se harían cambios en la nomenclatura de la consejería correspondiente.

Minutos después de esta conversación, fuentes de la Generalitat aseguraban que Junqueras y Romeva pedirán el martes (en la reunión semanal del gobierno autonómico) la asunción de las competencias que corresponden, sobre todo, a la Consejería de Gobernación para activar los mecanismos institucionales que den paso a la organización del referéndum del 1-O.

De esta manera, el primer paso, es decir, la compra de urnas (directamente, sin concurso) para poder llevar a cabo la consulta, lo tendrán que dar Junqueras (además de vicepresidente, encargado de Economía) y Romeva (con tareas sobre participación ciudadana); y no Meritxell Borràs, consejera de Gobernación, y que -como publicó ABC- habría paralizado la licitación de la compra de urnas tras la querella de la Fiscalía contra ella y su entonces número dos Francesc Esteve, ahora jefe de los servicios jurídicos de la Generalitat.

Junqueras sí, pero no solo

Estas decisiones pretenden tranquilizar a los sectores más radicales de las dos formaciones y también a sus socios de la CUP, después de que se diera por buena una información en la que se indicaba que Junqueras había rechazado ser el coordinador del referéndum con funciones específicas.

Fuentes de ERC aseguran a ABC que el vicepresidente de la Generalitat nunca ha rechazado ser uno de los responsables de la organización del referéndum, pero sí ha exigido que las decisiones se compartan con los consejeros del PDECat. Es decir, nadie quiere asumir en solitario el trago de tener que sentarse ante un tribunal, si finalmente se firma la convocatoria y se inician los trámites de la organización de la consulta ilegal (compra de urnas, elaboración de papeletas, orden de instalar un sistema informático...).

«Este no es el referéndum de Junqueras o de Puigdemont. El referéndum lo coordina Junqueras, sí, pero es el referéndum que organiza el Gobierno de Cataluña cumpliendo el mandato de las urnas por mayoría absoluta en votos y escaños», añaden las mismas fuentes, haciendo cálculos con la suma de votos y escaños de Junts pel Sí y la CUP de las elecciones autonómicas de 2015.

Munté se suma a las dudas

En este sentido, el descontento del PDECat con Puigdemont va en aumento, sobre todo desde el cese de Jordi Baiget como consejero de Empresa por dudar del 1-O y confesar que el límite de su compromiso político es su patrimonio personal.

Así, a los consejeros que muestran en privado (Meritxell Ruiz y Jordi Jané) sus dudas sobre las formas en las que el presidente de la Generalitat está pilotando el barco institucional, en estos momentos, se suma Neus Munté, quien se habría manifestado en los mismos términos que Baiget.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.