La CUP extiende el foco separatista catalán a la Comunidad Valenciana

El acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP para la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat de Cataluña sitúa a la Comunidad Valenciana directamente en el punto de mira de los impulsores del proceso separatista. La CUP es partidaria de extender la independencia al conjunto de lo que denominan «países catalanes» y se ha marcado como objetivo prioritario para los próximos años su expansión por Baleares y la Comunidad Valenciana, donde ya ostenta una incipiente presencia institucional.

Incluso, en el municipio alicantino de Pedreguer, donde cuenta con dos concejales, ha dado su voto a favor del presupuesto del Ayuntamiento, donde gobierna Compromís ?formación con la que ha mostrado sintonía respecto a sus postulados en materia identitaria?.

En el debate de investidura de Puigdemont celebrado el pasado domingo en el Parlamento de Cataluña, la diputada de la CUP Anna Gabriel sostuvo que «vamos lentos, ya lo dijimos, porque vamos lejos, hacia los Países Catalanes». Esta tesis coincide con la hoja de ruta de la Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural y Esquerra Republicana de Cataluña, todas ellas integradas en el grupo parlamentario de Junts pel Sí.

«Vamos lentos, ya lo dijimos, porque vamos lejos, hacia el objetivo de los Países Catalanes»Anna Gabriel, diputada de la CUP

La extensión del «proceso» a la Comunidad Valenciana había sido descartada por CiU. De hecho, en los informes encargados por Artur Mas al Consejo Asesor de Transición Nacional (el órgano que marcaba las directrices del proceso separatista) se limitaban a aconsejar la necesidad de estrechar vínculos culturales y lingüísticos con las autonomías limítrofes.

Los anticapitalistas, que con su voto a favor de Puigdemont han propiciado la configuración de un Gobierno independentista, celebraron en la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón su «asamblea nacional» el pasado mes de julio. Con la elección de este emplazamiento, la CUP trató de mostrar su «compromiso con la articulación de los Países Catalanes».

En aquel acto, su portavoz, Jordi Salvia, ya expuso que «vemos de forma muy positiva el cambio político que se ha producido en el País Valencià». De hecho, dan por buenas las tesis defendidas por Compromís respecto a la necesidad de convocar una consulta en Cataluña para decidir sobre el proceso secesionista.

Votación en la asamblea de la CUP en la Universidad de Castellón
Votación en la asamblea de la CUP en la Universidad de Castellón- G. U.

Afinidad con Compromís

Sin embargo, esas afinidades con la coalición que lidera Mónica Oltra impiden la expansión de la CUP en un espectro electoral que en la Comunidad Valenciana cubre Compromís, y que se ha llevado por delante a la filial valenciana de Esquerra Republicana de Cataluña, diluida en la candidatura de Esquerra Unida. Sin embago, la CUP, convertida en pieza clave en el mapa político catalán por la debilidad del ya expresidente Artur Mas, alcanzó tras las elecciones municipales del pasado mes de mayo sus primeros concejales fuera de Cataluña.

En concreto, la formación, que defiende los postulados anticapitalistas y secesionistas, cuenta con dos ediles en la localidad alicantina de Pedreguer (7.000 habitantes) y otro en Burjassot (40.000 habitantes), que cosechó en un lista presentada bajo la marca de «Totes amb Burjassot». En el caso de Pedreguer, ha dado su voto favorable al presupuesto diseñado por el alcalde de Compromís, Sergi Ferrús, que gobierna en solitario el municipio alicantino con seis de los trece ediles con los que cuenta la corporación.

Al margen de las localidades en las que cosechó representación institucional, la CUP dispone de estructura orgánica en la ciudad de Valencia, pero optó por no concurrir a las elecciones municipales de 2015. Si se presentó en los municipios de Almàssera (Castellón) y Biar (Alicante), aunque no obtuvo representación.

Asambleas municipales

La formación considera que los resultados de las últimas elecciones catalanas, donde cosechó los diez diputados que han resultado claves para la investidura de Puigdemont, suponen una acicate para extrapolar a la Comunidad Valenciana su modelo de expansión, basado en la creación de asambleas en los municipios.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.