Heavy metal desde Oriente por la paz

Cuánto soñamos con el fin de las malas noticias que nos llegan de Oriente Medio. Guerras, atentados, muertes... la disidia sembrada durante siglos se cosecha a un ritmo desolador. Lástima de acontecimientos. Y surgen las preguntas. ¿Cuándo parará la tragedia? ¿Veremos el fin de la guerra algún día? Resulta curioso que precisamente de allí mismo, un atisbo de luz lleve entre nosotros unos cuantos años. Poco a poco, se ha revelado al mundo la banda de la paz. Orphaned Land, el grupo de heavy metal que quiere aunar a judíos, musulmanes y cristianos como hermanos a través del que consideran el más poderoso lenguaje universalmente compartido: la música.

El conjunto originario de Petah Tikva, Israel, lleva 26 años de trayectoria musical, mezclando elementos de la música y el folclore propios de Oriente Medio junto con el estilo occidental. Letras en diversos idiomas -inglés, hebreo y árabe entre otras- fundamentadas en textos religiosos y poemas tradicionales de los pueblos de Oriente que se mezclan en una armonía brillante con el instrumental tan variado que poseen. Suenan guitarras, batería y bajo junto con buzukis, laúdes y otros instrumentos de la zona. Otro símbolo más de su objetivo de hermanar dos mundos.

Tan clara tienen su misión de predicar con la paz entre culturas y la fraternidad entre credos y opiniones distintas que sus proyectos están asentadísimos en esa idea. En Mabool (2007) recrearon una historia ficticia ambientada en la historia de Noé en la que tres ángeles -representando a las tres religiones abrahámicas- van a dar un mensaje a la humanidad de unión y paz. El más reciente y exitoso, All Is One (2013), es un hermoso discurso sobre la fraternidad, el incomprensible odio entre hermanos y el sinsentido de las guerras. No solo el título del álbum habla por sí solo, la portada ilustra un precioso símbolo en el que se unen la cruz, la estrella de David y el cuarto menguante, símbolos que en conjunto llaman a pensar en el respeto por los credos, que todos venimos de un mismo Dios y que existen motivos de discordia.

La banda ha conseguido llegar a los oídos de infinidad de países. Muy característico de sus conciertos es identificar entre el público banderas de todos los rincones del mundo, incluyendo a los países de mayoría de población musulmana. Un grupo judío que consigue reunir a sus supuestos enemigos y demostrar que es posible una reconciliación. Para Orphaned Land, el hecho de reunirlos en un concierto es sumamente importante. Una sala o un festival dan la oportunidad de disfrutar de algo tan hermoso como la música y compartir ese momento con la persona de al lado. Tras infinidad de negociaciones políticas por parte de las grandes instituciones mundiales que no han mejorado la situación de Oriente, acuerdos rotos, declaraciones de guerra y vidas perdidas, son un soplo de aire fresco. Han demostrado que las armas son más débiles que un instrumento.

Obviamente su actividad no ha pasado desapercibida. Sus logros les han llevado a aparecer en muchos portales que solicitan firmar peticiones con objeto de que sean nominados al Premio Nobel de la Paz. Algunas de ellas siguen en activo y continúan recibiendo firmas de todas partes del mundo. A pesar de toda la gran labor que desempeñan, lo cierto es que no es oro todo lo que reluce. Algunos países han prohibido su música por el mero hecho de ser israelíes. Además, está penado con la cárcel y algunos fans han sufrido ese destino por escucharles o verles tocar en directo. Aun así, Orphaned Land no se detienen, soñando con que la injusticia de ir a la cárcel por escuchar música se acabe algún día y desaparezca el odio que hay detrás de tales decisiones.

Compromiso mundial con Orphaned Land

La banda israelí cuenta con el amparo de muchos artistas y personas de gran reputación por su gran labor y su misión. Su éxito y relevancia dentro del panorama musical actual ha tenido que ver no solo con hermanar estilos orientales y occidentales, culturas y religiones, sino también por el encuentro con Steven Wilson, artista de gran reputación dentro de la escena del rock progresivo. Él mismo se ha encargado de la producción de varios de sus discos y ello les ha supuesto un empujón hacia la fama mundial que no es nada despreciable.

Y por destacar, en lo audiovisual también han recibido una solidaridad muy significativa. El ex-miembro y co-fundador de la banda Yossi Sassi participó en dos ocasiones en las reputadas Ted Talks en Haifa, hablando sobre la banda y explicando el por qué de su actividad con ella. En otra de ellas habla sobre la invención de un instrumento único en el mundo al que el llama buzukitara, consistente en una guitarra eléctrica y un buzuki combinados en un solo cuerpo imitando el estilo de las guitarras de doble mástil. Cómo no, se trata de un símbolo de unión entre lo oriental y lo occidental.

Precisamente por dicho cometido es por lo que también han recibido premios por la paz y la convivencia. En Turquía han obtenido por parte de la Istanbul Commerce University y del Doctor Huseyin Tugcu varios galardones por sus méritos obtenidos en la lucha por confraternizar a judíos y musulmanes en Oriente Medio.

El pasado mes de junio, Orphaned Land ofrecieron dos shows en España y actualmente se encuentran en la composición de un nuevo álbum que saldrá a la venta en enero de 2018 y que se lanzará bajo el título 'Unsung Prophets and Dead Messiahs' , en cuya composición intervendrán varios músicos invitados que se anunciarán a lo largo de este año.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.