Fuera y ya

Disculpen la falta de imaginación de arrancar un artículo con un tópico (aunque hay cosas peores, como hacerlo con una entrada del diccionario). «Una democracia sana es algo más que votar cada cuatro años». Cierto. Además de las urnas, resultan esenciales la seguridad jurídica y la libertad de prensa y opinión. También oxigenan la democracia la lupa de la transparencia, el respeto a los pilares institucionales de la nación, la capacidad de los cargos públicos de dar un paso atrás cuando han marrado en sus obligaciones y un Estado que no vicie el universo mediático con su intrusiva espátula partidista.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.