¿Es el zika la última amenaza para la celebración de los Juegos de Río?

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, ha afirmado que se tomarán las medidas declaradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para lidiar con el virus Zika de cara a los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Río del 5 al 21 de agosto y ha asegurado que este asunto no afectará negativamente al evento.

Bach aplaudió la decisión de la OMS de declarar al virus una emergencia sanitaria internacional. "Recibimos con beneplácito la decisión de la OMS porque ayuda a concienciar aún más y brinda recursos adicionales a la lucha contra el virus", afirmó esta semana a la prensa en la Universidad de California. El dirigente aseguró que, "por todas las medidas que se han adoptado", no le preocupa que los atletas no quieran viajar a Río por temor a contraer el virus.

"Estamos en contacto cercano con la OMS y vemos que hasta el momento no ha declarado una prohibición de viajes. Además vemos que los Juegos Olímpicos se realizarán durante el invierno, que no es la época favorita de reproducción de los mosquitos", tranquilizó Bach.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, confirmó que la situación contra este virus, que se sospecha ha provocado miles de nacimientos con malformaciones congénitas, requiere de una respuesta internacional coordinada, aunque las restricciones a los viajes no son necesarias.

El virus Zika se está "propagando explosivamente" y podría infectar hasta a 4 millones de personas en América, lo que obliga al COI a "mantenerse en contacto con la OMS". "Estamos en contacto también con el comité organizador y con los 206 comités olímpicos nacionales de todo el mundo", aseguró Bach.

No anulan los Juegos Olímpicos

El jefe de Gabinete de Brasil, Jaques Wagner, ha dicho que no hay posibilidad de que los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro -que se celebran el próximo mes de agosto- se cancelen debido al brote del virus Zika, que se propaga rápidamente por el país sudamericano y ha sido vinculado a defectos congénitos en recién nacidos. "Tenemos que explicar a quienes vienen a Brasil, los atletas, que el riesgo es cero si no es una mujer embarazada", ha indicado Wagner a periodistas.

El funcionario ha agregado que al Gobierno le preocupa el impacto de la enfermedad en los Juegos Olímpicos, pero ha afirmado que se harán campañas de información sobre el virus, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado este mismo lunes como emergencia sanitaria mundial.

El virus, transmitido por mosquitos, se ha propagado rápidamente por América. Las embarazadas son las que corren más peligro si lo contraen, ya que ha sido relacionado con casos de microcefalia, una condición en que el bebé nace con la cabeza y el cerebro más pequeños de lo habitual.

Un brote «peor de lo que se pensaba»

El ministro de Sanidad de Brasil, Marcelo Castro, ha admitido que el brote del zika en el gigante suramericano es peor de lo que se pensaba, al tiempo que ha afirmado la relación entre el virus y la microcefalia en fetos.

Castro ha explicado en una entrevista a Reuters que la razón de que el Gobierno no haya calibrado la dimensión del problema es que en el 80 por ciento de los casos los pacientes no presentan síntomas, por lo que sus casos no se reportan como enfermos de zika.

Por ello, ha avanzado que Brasil comenzará a exigir a partir de la próxima semana notificaciones obligatorios sobre los casos de zika a los gobiernos locales y regionales para ajustar así los registros de afectados.

Además, ha indicado que los investigadores brasileños están convencidos de que el zika es la causa de la microcefalia en 3.700 recién nacidos de madres infectadas, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) aún no ha establecido esta conexión.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.