El PSOE usa una argucia legal para intentar aprobar el Presupuesto

El Gobierno se sirvió ayer de una vieja treta del parlamentarismo, una argucia legal, para superar su debilidad parlamentaria e imponer sus propósitos. Ante las dificultades para poder aprobar la reforma de la ley de Estabilidad Presupuestaria por vía urgente y en lectura única como reclama el Gobierno, el Grupo Socialista aprovechó el final del trámite de enmiendas de una proposición de ley de medidas urgentes contra la violencia de género presentada por el propio Grupo Socialista para introducir una enmienda a esa redacción con el contenido que se contemplaba para la reforma de la ley de Estabilidad. El Gobierno quiere cambiar el artículo 15.6 de esa ley orgánica para que el Senado no tenga la potestad última de vetar los objetivos de déficit y deuda pública, que ya han sido rechazados una vez por el Congreso de los Diputados por la demanda de sus socios de ser más ambicioso. Fuentes del Ejecutivo confirman la estrategia y destacan su «escrupulosa legalidad», y apuntan a que esta fórmula ya la utilizó el anterior Gabinete.

Después de que la Mesa desechara ayer esta tramitación exprés por entender que no se dan las circunstancias necesarias para ello, la Junta de Portavoces votó ayer a favor de la misma gracias al apoyo que el PSOE recibió de sus socios: Podemos y los grupos nacionalistas. Pero la cuestión tenía que volver a debatirse el próximo martes en la Mesa, donde PP y Cs tienen mayoría para frenar al Gobierno.

Y el reglamento del Congreso es muy claro al respecto. El artículo 150 establece que la Mesa podrá proponer al Pleno la tramitación directa y en lectura única de cualquier proyecto o proposición de ley. Y en cuanto al carácter de urgencia, el artículo 91 establece la potestad única de la Mesa para «acordar la prórroga o reducción de los plazos establecidos en este Reglamento». En la misma línea, el artículo 93 recoge que cuando el Gobierno solicite la declaración de urgencia para un proyecto o proposición de ley será la Mesa del Congreso la que «podrá acordar» que así se tramite.

Aunque ayer se tomó en consideración la proposición de ley de reforma de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, los socialistas han preferido no correr riesgos ante las dificultades que puede tener por el control de PP y Ciudadanos en la Mesa.

Al introducir esta enmienda en una norma que ayer cerraba su trámite de enmiendas y que ya está en trámite en la Cámara, evitan ese muro que suponía la Mesa del Congreso. Y es que sin una tramitación urgente y en lectura única, será muy difícil que el Ejecutivo socialista cumpla su compromiso y estaría abocado muy probablemente a prorrogar temporalmente las cuentas de Rajoy. La enmienda con la que los socialistas reforman la ley de Estabilidad Presupuestaria es concretamente esta: «Proposición de ley orgánica 6/1985 del Poder Judicial sobre medidas urgentes en aplicación del Pacto de Estado en materia de violencia de género».

Ley orgánica

No es un detalle menor, porque los socialistas han tenido que recurrir a una norma con rango de ley orgánica, pues, aseveran fuentes socialistas, es la única forma de modificar otra ley orgánica, como lo es la Ley de Estabilidad Presupuestaria. La enmienda busca evitar que un rechazo en el Senado a los objetivos de déficit y deuda pública no sean definitivos, sino que puedan volver a votarse en el pleno del Congreso, donde Sánchez y sus socios, que se habían mostrado partidarios de reformar esta ley, sí tienen mayoría. Aunque el PP rechace la ley de violencia de género en la que los socialistas han introducido la enmienda, se trata de un texto que luego tiene que volver votarse en el Congreso, con lo que la enmienda tiene garantizada su aprobación.

Con esta jugada el presidente del Gobierno tendría algo más de margen par negociar con Podemos un proyecto de Presupuestos que quiere llevar al Congreso a finales de noviembre o principios de diciembre.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.