El kirchnerismo cierra filas y blinda a Bonafini para que no la detengan

Hebe Pastor, viuda de Bonafini, presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, declarada en rebeldía y con orden de busca y captura por su presunta participación en un desfalco de viviendas de protección oficial, está físicamente blindada por un frente kirchnerista del que participó, la pasada madrugada, el diputado Máximo Kirchner, hijo de la ex presidenta, Cristina Fernández.

Bonafini sigue desafiando al juez . La vigilia de una multitudinaria guardia pretoriana, alrededor de la sede de la Asociación que preside, logró evitar que se cumpliera la orden de detención de Marcelo Martínez De Georgi, que en dos ocasiones le había enviado una citación judicial advirtiéndole de que de no presentarse sería trasladada por la fuerza pública, amenaza no cumplida aún.

Los ex ministros de Economía Axel Kicillof y Felisa Michetti (el primero procesado y la segunda condenada), el ex vicepresidente Amado Boudou (con múltiples procesamientos y acusado de apropiarse de la imprenta de papel moneda de curso legal), Luis D´Elía, ex subsecretario de Tierras para el Hábitat Social (asaltó una comisaría) y procesado en su día por el difunto fiscal especial Alberto Nisman, Carlos Zannini, ex secretario Legal y Técnico y derrotado candidato a la vicepresidencia, así como el último jefe del servicio de Inteligencia, Oscar Parrilli y la ex ministra de Cultura, Teresa Parodi, también formaron parte del gentío que arropó con Máximo Kirchner a Bonafini ante un posible intento de detención que, para evitar revueltas, no se produjo.

La concentración sirvió para descalificar al gobierno de Mauricio Macri, para que el kirchnerismo (sus acusados, imputados y procesados) se presentara como víctima y para reivindicar la lucha de las madres de desaparecidos durante la última dictadura militar como si la detención fuera por se motivo y no por una vulgar estafa. El magistrado, en declaraciones al diario digital Infobae.com recordó que su citación, como investigada, a la titular del movimiento que adhirió fielmente al kircherismo, «no es una persecución para Bonafini. Yo ordené la indagatoria de la Bonafini constructora de viviendas. De ningún modo eso cuestiona su rol como defensora de los derechos humanos». Dicho esto, ratificó que «la captura sigue vigente igual que la prohibición de salir del país» aunque «será detenida cuando no se ponga en riesgo su salud ni la de otras personas».

Hebe Pastor, viuda de Bonafini, de 87 años tiene que dar cuentas de su presunta participación en un desfalco de millones de euros destinados a la construcción de viviendas que nunca se edificaron. Al frente de la organización «Sueños Compartidos», la octogenaria y su por entonces protegido, el parricida Sergio Shoklender, se beneficiaron de millones de fondos públicos para desarrollar su emprendimiento inmobiliario.

La madres de Plaza de Mayo están divididas en el bloque que preside Bonafini y el de la Línea Fundadora, cuya representante más notoria es Nora Cortiñas, lejos de los postulados kirchneristas. La Asociación se escindió a principios de los años 90 por irregularidades económicas en la gestión de Bonafini y divergencia de opinión ideológica.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.