El Gobierno ofrece garantizar por ley los puestos de trabajo de estibadores

El Gobierno pretende obtener luz verde en el Congreso de los Diputados al real decreto-ley de reforma de la estiba el próximo jueves, medida que viene impuesta por una sentencia condenatoria del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Los sindicatos y algunos partidos de la oposición han hecho hincapié en que, para alcanzar dicho acuerdo, el texto normativo debe incluir los compromisos de subrogación (mantenimiento de empleos), de modo que las garantías alcanzadas en la mesa de negociación entre trabajadores y patronal se vean reflejadas en la iniciativa legislativa. El Ejecutivo, según ha avanzado hoy el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, está dispuesto a articular «instrumentos normativos» para «trasladar» los acuerdos obtenidos en el marco de la negociación colectiva.

«Debe haber un acuerdo en el marco de la negociación colectiva y esto es posible trasladarlo a un instrumento normativo en desarrollo del real decreto-ley», detalló De la Serna al término de un desayuno informativo organizado por «Cinco Días». El titular de Fomento recalcó que se trataría de un proceso normativo «independiente al real decreto-ley» ya aprobado en Consejo de Ministros.

De la Serna explicó que se podrían poner sobre la mesa diversas fórmulas, como un «desarrollo reglamentario» posterior al texto normativo actualmente en trámite parlamentario o mediante otros instrumentos normativos. «El Gobierno está dispuesto a hacerlo, pero para ello es imprescindible» la aprobación del real decreto ley. De lo contrario, el Estado español se enfrenta a una multa de la Unión Europea «de 23 millones de euros», recordó el ministro. «Los negociadores tienen la garantía que con las medidas del empleo y los esfuerzos del sector empresarial se dará una solución a todos y cada uno de los trabajadores que actualmente existen», remachó.

En este sentido, también se expresó durante su intervención en el desayuno informativo, al apelar a la «responsabilidad» del resto de formaciones en la Cámara Baja para lograr la convalidación del texto. De la Serna descartó, de este modo, que el debate y aprobación definitiva de la iniciativa legislativa vuelva a retrasarse una semana más. «La responsabilidad de todos es convalidar el real decreto-ley el jueves y seguir trabajando por el mantenimiento del empleo, que es posible», subrayó, para a continuación mencionar las palabras de la comisaria de Transportes de la UE, Vitoria Bulc, quien ratificó en el Congreso de los Diputados, la semana pasada, que el plazo para convalidar la reforma de la estiba finaliza el próximo 24 de marzo. Bulc señaló que, de lo contrario, la Comisión Europea «tomará medidas».

Las organizaciones sindicales, con la gremial Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar a la cabeza, han exigido, desde el inicio del diálogo con la patronal (Anesco), que el real decreto-ley recogiera, y por tanto blindara legalmente, las garantías de subrogación de los puestos de trabajo en los nuevos centros portuarios de empleo y de formación específica para cada puerto (lo que dificulta la entrada, por ejemplo, a trabajadores procedentes de empresas de trabajo temporal).

Transporte en tren de camiones a Francia

«Llamo a la responsabilidad de los grupos en un asunto tan importante para el país y que podría suponer la primer sanción a España por incumplimiento de los tratados comunitarios», hizo hincapié De la Serna, quien se refirió, aparte de la estiba, a un amplio abanicos de asuntos que atañen a su cartera ministerial, como el transporte ferroviario. A este respecto, ha avanzado que España y Francia ultiman un acuerdo para crear «autopistas ferroviarias», conexiones directas en las que se trasladarán camiones de mercancías a bordo de trenes.

Con esta medida, ambos países pretenden no solo retirar camiones de mercancías de las carreteras, sino también incentivar el transporte ferroviario. Actualmente, el tránsito por tren de las mercancías desde España al resto de la UE resulta minoritario. Barco y camión suponen el transporte de 60,7 y 35,3 millones de toneladas respectivamente, cifras muy superiores a los 2,3 millones de toneladas del ferrocarril.

De la Serna adelantó que España y Francia prevén alcanzar en una reunión que se celebrará el próximo 27 de marzo un acuerdo para «examinar las concesiones» de las rutas de autopistas ferroviarias. Posteriormente, dentro de un mes, «sacarán a consulta» entre las compañías especializadas en el diseño y fabricación ferroviaria el suministro de los trenes necesarios para transportar camiones.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.