El Gobierno estudia personarse como parte en defensa de las víctimas de delitos contra la libertad sexual

Isabel Celaá, ministra de Educación y portavoz del Gobierno socialista, ha reconocido que el Ejecutivo de Pedro Sánchez «está sorprendido» por el auto de libertad provisional de La Manada. Asevera que respetan las decisiones judiciales, pero que los «hechos probados en el caso de los sanfermines de 2016 son muy graves».

«Este Gobierno se hace eco de la preocupación social de las mujeres españolas, a las que necesita proteger y va a proteger». Ha anunciado que se está estudiando que los servicios jurídicos del Estado puedan personarse en estas causas en defensa de las víctimas y anuncia la posible reforma del Código Penal para cambiar la tipificación de los delitos sexuales.

Celaá ha recordado que en la Cámara Baja se está tramitando una proposición de ley que fue tomada en consideración el pasado 12 de junio para «cumplir un mandato social y de necesidad que es aportar formación a los jueces en materia de género».

«Es un asunto que consideramos grave, compartimos la preocupación ciudadana al respecto y el Ejecutivo tiene acciones para llevar a cabo. El Gobierno trabaja para la seguridad de nuestras jóvenes», ha afirmado la portavoz del Ejecutivo.

Celaá ha asegurado que el Gobierno es unánime y «respeta las decisiones judiciales como parte del sistema judicial, somos respetuosos con la división de poderes, pero los hechos probados son muy gravísimos, y en este sentido el gobierno se hace eco de la alarma social, de la preocupación, de España en su conjunto, de las mujeres españolas en particular, a las que necesita y vamos a proteger».

Gobierno, «sensibilizado»

El Gobierno se dice sorprendido por la salida a la calle de los cinco amigos sevillanos, integrantes del grupo conocido como La Manada, por cuanto «la regla de oro general es la de que un condenado que está en provisional se le mantiene en esa prisión, sobre todo cuando tiene una sentencia condenatoria de 9 años de cárcel, hasta el cumplimiento de la mitad de la sentencia».

Celaá ha recordado que «este es un hecho diferente» y que «no todos los casos son iguales». «Ella dijo no y los hechos son gravísimos, están probados (en alusión a la condena)», ha dicho Celaá, que considera que el Ejecutivo está muy sensibilizado con los delitos de naturaleza sexual.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.