El Gobierno eliminará el veto del Senado con una proposición de ley y no con otro «decretazo»

El portavoz del grupo parlamentario del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha confirmado hoy viernes que la formación socialista eliminará mediante una proposición de ley el derecho a veto que atribuye la Ley de Estabilidad Presupuestaria a la Cámara Alta para la definición de la senda de déficit tras el pacto alcanzado con Podemos y no con un decreto de ley como se presuponía.

Así lo ha expresado en una entrevista en RNE, en la que ha adelantado que esa proposición de ley será registrada por el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados durante la jornada de hoy en la Cámara Baja.

Gil ha afirmado que esta decisión, en ningún caso «ningunea» al Senado que seguirá conservando las competencias que le atribuye la Constitución. El portavoz socialista también ha descartado que este acuerdo ponga en riesgo la separación de poderes «que en España está garantizada» y ha dicho a quienes hacen estas consideraciones que tienen «la brújula bastante desorientada».

A juicio de Gil, la medida se adopta para que España pueda cumplir sus objetivos con Europa «pero también con la mayoría social de este país que esta harta de los recortes en el Estado del bienestar».

El Gobierno pactó con Podemos una reforma en la Ley de Estabilidad Presupuestaria que suprimirá la capacidad de veto del Senado, donde el PP cuenta con mayoría parlamentaria. La medida despeja la aprobación en el Congreso de los objetivos de déficit, pero el PP planea llegar hasta el Constitucional.

Con esta medida, muy criticada por la oposición, el Ejecutivo mantiene su senda -frente a la anterior del PP más restrictiva-, con unos objetivos de déficit del 1,8 % del producto interior bruto (PIB) para 2019, del 1,1 % para 2020 y del 0,4 % para 2021.

La reforma de la Ley de Estabilidad, pactada con Podemos, ha allanado el camino para el apoyo del Congreso a esas metas de déficit después de que algunos de los partidos que se abstuvieron en la votación del 27 de julio la hayan visto con buenos ojos.

PNV, ERC y PDECat se han mostrado a favor de la reforma, mientras que el PP ha anunciado que irán si es necesario al Tribunal Constitucional (TC) porque «está en juego es la calidad de la democracia», según el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó.

A las críticas se ha sumado Ciudadanos, cuyo secretario general, José Manuel Villegas, ha acusado al Gobierno de «hacer trampas» y de buscar «truquillos y triquiñuelas legales» para saltarse la legalidad y aprobar la senda de consolidación fiscal sin pasar por el Senado.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.