El fiscal pide siete años de cárcel para los seis hijos de Ruiz-Mateos

El fiscal Anticorrupción Juan Carrau ha mantenido este viernes la solicitud de siete años de cárcel para cada uno de los seis hijos del empresario José María Ruiz-Mateos que han sido juzgados en la Audiencia Provincial de Palma a lo largo de las dos últimas semanas. Los acusados se han sentado en el banquillo por una presunta estafa en la compraventa de dos hoteles, el Beverly Playa en Mallorca y el Beverly Park en Gran Canaria. Cabe recordar que durante la fase de instrucción también había sido imputado en este proceso el fundador de Rumasa, que falleció en septiembre de 2015.

Antes del inicio de la vista oral, el fiscal atribuía a Zoilo, José María, Javier, Alfonso, Pablo y Álvaro Ruiz-Mateos los delitos de estafa agravada, insolvencia punible y falsedad en documento mercantil por la citada compraventa. La acusación contra los seis hermanos había sido formulada por su condición de empleados de Nueva Rumasa. Según el Ministerio Público, todos ellos habrían aparentado, presuntamente, «una solvencia en realidad inexistente» para que los dueños de los dos hoteles mencionados les vendieran su participación. El precio total acordado ascendió en su momento a 11,6 millones de euros.

En sus conclusiones definitivas, Carrau ha mantenido la posición fijada en su escrito de acusación, si bien ha añadido una petición subsidiaria. Así, el fiscal solicita que si finalmente el tribunal considerase que los hechos juzgados no suponen una estafa, la condena por insolvencia punible pase a ser de tres años de cárcel, en lugar de los dos años y medio pedidos en su momento. Por el delito de estafa, Carrau solicitó cuatro años y medio de cárcel.

A lo largo del juicio, la estrategia de defensa de los seis acusados se ha centrado en descargar las responsabilidades por este caso sobre el patriarca de la familia. Así, habría sido su progenitor quien en su momento negoció en solitario la compraventa de los dos hoteles y también quien decidió qué empresas debían actuar como avalistas en la operación. La compraventa de ambos establecimientos hoteleros se llevó a cabo en diciembre de 2008.

El abogado defensor de los seis hermanos, Juan Manuel García-Gallardo, ha pedido este viernes la libre absolución de sus clientes, al considerar que no habrían cometido ningún delito.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.