El exjuez Baltasar Garzón renuncia a su puesto en el Gobierno argentino

El exjuez español Baltasar Garzón renunció a su puesto en la Secretaría de Derechos Humanos de Argentina, para el que fue designado durante el Gobierno de Cristina Kirchner, que fue derrotada en las urnas el pasado mes de noviembre. El magistrado cobraba un salario mensual de 96.368 pesos brutos (6.500 euros), informaron hoy a Efe fuentes oficiales.

Garzón, que se hizo famoso internacionalmente por haber pedido en 1998 la captura del exdictador chileno Augusto Pinochet, que estuvo retenido en Londres por ese motivo, decidió dejar el cargo de «coordinador en asesoramiento internacional en derechos humanos» que ocupaba desde diciembre de 2012, cuando fue designado por la entonces presidenta, Cristina Fernández.

Su puesto tenía rango de subsecretario, según confirmaron fuentes de la Secretaría de Derechos Humanos. El exmagistrado de la Audiencia española cuenta con un permiso de residencia en Argentina desde 2012, pero se desconoce si permanecerá en el país suramericano.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.