El error de Junqueras: «Los valencianos querrán la independencia y Cataluña será su ejemplo»

«La ciudadanía valenciana querrá también la independencia y Cataluña será su ejemplo». Corría el mes de abril de 2013 cuando el presidente de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Oriol Junqueras, pronosticó en una conferencia dictada en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia que la región vecina se sumaría al proceso secesionista.

La hoja de ruta de la formación liderada por exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña contemplaba una suerte de «proceso paralelo» que plasmó en el lema «Hacia la República del País Valenciano» en la manifestación con motivo de la festividad autonómica del 9 d'Octubre de 2014.

En el programa con el que ERC concurrió aquel año a las elecciones europeas, la formación planteaba su objetivo de sumar al proceso separatista a la Comunidad Valenciana y Baleares.

En su última conferencia política, celebrada en la localidad valenciana de Algemesí en hace ahora justo cuatro años, ERPV -la filial del partido de Junqueras- defendió la creación de una «República del País Valenciano, como etapa previa de la reunificación de los países catalanes».

En aquel cónclave el partido diferenció por primera vez tres ámbitos de decisión (Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares) con el fin de que cada uno de ellos transitara con su propia velocidad. Un argumentario mimético al que han empleado durante los últimos años las organizaciones soberanistas catalanas como la ANC u Òmnium Cultural y sus socios en la Comunidad Valenciana (la Plataforma por el Derecho a Decidir y Acció Cultural del País Valencià).

De hecho, los propios dirigentes de ERPV asumían entonces que el proyecto de lograr la «independencia conjunta de los países catalanes estaba agotado», conforme ha admitido el actual presidente de la formación, Josep Barberà.

El veto de Compromís

Sin embargo, lejos de cumplirse el vaticinio -Junqueras llegó a predicar ante dos centenares de universitarios que «el PP valenciano será el primero en pedir la independencia»-, en aquel momento la filial de ERC en la Comunidad Valenciana comenzó su caída en picado.

En las elecciones autonómicas de 2015 el sueño de los «países catalanes» comenzaba a desvanecerse. Por primera vez desde su fundación, ERPV no concurría en solitario a unos comicios autonómicos. Compromís -cuyos líderes habían coqueteado con las tesis de los «países catalanes»- vetó su inclusión en una confluencia. Su techo quedó en los 11.686 sufragios (el 0,48 por ciento) cosechados en 2007.

La filial valenciana de Oriol Junqueras limita su representación institucional en la autonomía al ámbito municipal, donde gobierna en localidades como Benicarló, donde presentó una lista conjunta con Compromís. Los ediles de ambas formaciones celebraron el resultado cosechado en la el municipio castellonense con banderas indepedentistas.

Imagen de los integrantes de Compromís y ERPV en Benicarló
Imagen de los integrantes de Compromís y ERPV en Benicarló - ABC

En la actualidad, ERPV cuenta con veinte concejales en toda la Comunidad Valenciana, una región donde el 94 por ciento de la población rechaza las tesis independentistas, de acuerdo con el último sondeo de opinión que obra en poder de la Generalitat y que presentó el presidente Ximo Puig el pasado mes de junio.

Con todo, y a pesar de las evidencias que constantan el error de cálculo de Oriol Junqueras, en el argumentario de la formación continúa vigente el anhelo de unos «países catalanes» cuya consecución todavía a día de hoy sirve como pretexto para la continuidad de sus diputados en el Congreso, con Joan Tardà y Gabriel Rufián como cabezas visibles.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.